Enel reduce 382 millones de deuda a costa de Endesa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La italiana Enel ha dado un paso más en su plan para reducir su abultada deuda y lo ha hecho, una vez más, a cosa de su filial española Endesa. La presidida por Borja Prado ha procedido a la venta de su marca en Irlanda, una de sus joyas de la corona, para aligerar en unos 382 millones de euros el balance financiero de su matriz.

La compañía italiana tiene previsto reducir su deuda neta hasta los 30.000 millones de euros al término de 2016, desde los 44.600 millones que adeudaba a sus acreedores y proveedores al cierre del pasado 2011. Según lo comunicado por Enel, que tradicionalmente ha empleado el dividendo de su marca española para el pago de intereses, la operación de venta de Endesa Ireland reportará al grupo unos 382 millones de euros -sujetos a cambios de valoración hasta el cierre de la gestión-, si bien el importe neto de la compra será de 270 millones de euros.

El comprador de Endesa Ireland será la británica Scottish and Southern Energy, que ha formulado su oferta de adquisición por el total de los activos del grupo en el ‘Tigre Celta’. Esto incluye la deuda de la filial, sus derechos de emisión de CO2 y sus 1.068 megavatios de potencia total instalada, representativos de un 12% del mercado eléctrico irlandés. La firma escocesa también se quedará, una vez se complete la operación en el tercer trimestre de este año -según lo estimado por Enel-, con la planta de Great Island, todavía en construcción y cuya puesta en marcha estaba prevista para el ejercicio 2014.

La energética italiana opera en unos 40 países en todo el mundo y vende electricidad y gas a unos 61 millones de clientes. En el mercado español entró en el año 2007, cuando asumió fuertes préstamos para hacerse con la hasta entonces española Endesa. Fruto de aquel endeudamiento es su actual estrechez financiera, apuntan los expertos, que ven en este factor el talón de Aquiles más evidente de la compañía.

Puesto que, a pesar de la venta de una importante filial del grupo, se recortará parte de deuda, los inversores han premiado con alzas cercanas al 4% tanto a Endesa en Madrid como a Enel en Milán.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA