Bruselas indica a España que tendrá que ser rescatada si necesita dinero europeo para reflotar Bankia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Oli Rehn ha sido claro. Si España necesita dinero europeo con urgencia para el reflotamiento de Bankia tendrá que atenerse a las reglas actuales y seguir el esquema que ya se aplicó con Irlanda. Es decir, avenirse a un rescate con todo lo que eso conlleva.

Los bancos españoles conseguían a media sesión darse la vuelta en Bolsa después de que Bruselas abriera la puerta a la posibilidad de que el fondo de rescate europeo recapitalizase directamente la banca. No obstante, el comisario europeo Olli Rehn ha enfriado los ánimos al señalar que “no es una opción disponible para España” porque cualquier cambio normativo llevaría meses.

“Está claro que no son posibles las inyecciones directas a los bancos con las disposiciones legales del fondo europeo de estabilidad financiera”, ha dicho el vicepresidente de la Comisión Europea al ser preguntado por si recomendaría a España que pida ayuda al fondo de rescate para recapitalizar la banca.

Los dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA, que habían liderado la reacción del parqué con subidas de hasta un 2,5%, volvían a sucumbir a los números rojos con descensos cercanos al 1%.

Las acciones de CaixaBank bajaban un 1,47%, por el 3% que se dejaba Banco Popular. Bankinter y Banco Sabadell cedían un 2,4% y un 1,94%, respectivamente. El que en ningún momento dio signos de levantar la cabeza fue Bankia, que podría ser el principal beneficiado de las ayudas directas europeas. Sus acciones continuaban en caída libre, con un retroceso del 3,8%.

La Comisión Europea ha explicado que se hace necesario romper el vínculo de la financiación entre los bancos y sus respectivos países. Por ello, ha reconocido por primera vez que la recapitalización directa por parte del fondo de rescate “puede ser planteada”. Hasta ahora, la oposición de Alemania había frenado todos los intentos para poder utilizar el fondo europeo para recapitalizar directamente a los bancos, a pesar de que países como España lo habían demandado con insistencia.

De hecho, esta posibilidad abriría una vía de escape para Mariano Rajoy a la hora de solucionar el rescate de Bankia, que necesita 23.465 millones de euros de ayudas públicas.

No obstante, el informe de Bruselas es muy duro con el sector financiero español, ya que señala que las reformas adoptadas en febrero y mayo de 2012 afrontan el legado de activos inmobiliarios, pero las vulnerabilidades relacionadas con otras exposiciones como créditos a pymes e hipotecas residenciales no se han abordado.