El repunte de las ventas ‘resucita’ a las automovilísticas en Bolsa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El repunte de las ventas de coches ha conseguido ‘resucitar’ las cotizaciones de las automovilísticas. Compañías como Volkswagen, Renault, Fiat, BMW, Daimler o Ford han logrado en apenas una semana revalorizaciones que superan en todos los casos el 10%. Tampoco se quedan atrás otras empresas del sector como PSA Peugeot con una subida semanal de 7% o los fabricantes japoneses Nissan y Toyota con avances que sobrepasan el 1%.

Las ayudas directas de una decena de Gobiernos europeos para resucitar el mercado de vehículos parecen haber surtido efecto en los compradores. Precisamente ayer la patronal de fabricantes en Europa anunció que las matriculaciones de automóviles en el Viejo Continente alcanzaron 1,46 millones de unidades durante el pasado mes de junio, lo que suponía un aumento del 2,4% respecto al mismo período de 2008 y el primer crecimiento en los últimos catorce meses.

En junio, el principal impulso a las matriculaciones en el mercado europeo vino por parte de Alemania, donde se vendieron 427.111 unidades, un 40,5% más, y, a más distancia, Francia, donde las ventas crecieron un 7%, hasta las 235.137 unidades. Les siguió Italia, con 209.315 unidades vendidas, un 12,4% más. La recesión económica, las dificultades para el acceso a la financiación, y el freno en el consumo habían provocado que las ventas de turismos en todo el mundo acumulasen meses de descensos.

En el continente asiático, el optimismo también se hace latente en el mercado de compraventa de coches. Las ventas de automóviles en China se incrementaron un 48% durante junio y un 18% en la primera mitad del año, hasta alcanzar 6,1 millones de unidades.

Estas cifras han convertido al país en el primer mercado automovilístico mundial. El diario Financial Times anunciaba que ante este escenario varios fabricantes instalados allí como Volkswagen o General Motors han tenido que incrementar los volúmenes de producción de las ‘joint venture’ que mantienen en China con el fin de responder a la creciente demanda de sus automóviles.

Las entregas de automóviles en este país asiático se han visto incentivadas por la puesta en marcha, por parte del Gobierno chino, de un plan de reducción de impuestos a las personas que adquieran vehículos de pequeño tamaño. Además, se han concedido ayudas para la adquisición de coches en zonas rurales. Otro de los factores que ha impulsado las ventas ha sido que los consumidores chinos no se han visto afectados en exceso por el aumento de los intereses de los bancos en los créditos, puesto que la mayoría de las operaciones de compra se han pagado en efectivo.

El Gobierno de Angela Merkel otorga las ayudas directas de 2.500 euros, mientras Reino Unido tiene un programa de incentivos por el que los propietarios de coches de más de 10 años reciben un descuento de 2.314 euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA