El mercado de derivados carecerá de un regulador en la UE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La nueva normativa que prepara la Unión Europea (UE) para los mercados financieros no incluirá un regulador para el mercado de derivados. Las propuestas del comisario del Mercado Interno, Charlie McCreevy, se limitan a la estandarización de los contratos y la creación de una base de datos que permita conocer el número y volumen de los intercambios comerciales.

Por tanto, la regulación financiera europea puede resultar más laxa en este sentido que la de EEUU, anunciada por Barack Obama recientemente. Según la agencia de noticias Dow Jones, banqueros de EEUU habían mostrado su preocupación por una sobrerregulación en el mercado de los derivados, que impidiera la modernización financiera en el Viejo Continente.

Otro asunto candente en torno a la nueva regulación que prepara la Unión Europea es el de los hedge funds y los fondos de capital privado. Así, el Financial Times publicaba que Suecia se dispone a a defender al capital privado en su presidencia de seis meses de la UE, lo que supone una oportunidad de estos fondos antes de que llegue la presidencia de España.

Los hedge funds se encuentran presionando desde Londres para que Bruselas no incluya restricciones a determinadas prácticas como las compras de acciones ‘a corto’ o el apalancamiento en la nueva normativa.

Tras la reunión del G 20, en la que los países con los principales PIB del mundo acordaron una regulación más estricta de los mercados para que no se repitieran las prácticas que desembocaron en la crisis financieras, los distintos actores libran una batalla para asegurarse su supervivencia en los mercados.

En Europa, donde el sector de los hedge funds ha sido ampliamente castigado por la huída de capitales debido a la crisis, estos vehículos están amenazando con cerrar sus oficinas en la City Londinense, principal ‘campamento base’ de sus operaciones en Europa. Uno de los destinos podría ser Suiza, que es otra de las sedes habituales de estos fondos. La UE trata de buscar fórmulas para evitar esta práctica.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA