Popular amortigua el castigo bursátil a la banca con su hoja de ruta inmobiliaria

Banco Popular
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La inmobiliaria que Popular podría sacar a Bolsa contaría con una cartera de activos escogidos por 6.000 millones de euros, más de la mitad de su balance en ladrillo. El castigo inversor a la banca europea se amortigua en Popular, que se deja un 1,2% al arranque de la sesion frente a compañeros de sector que bordean caídas del 2%. El colchón lo encuentra en su posible opción de sacar a Bolsa una filial de activos inmobiliarios para dar un paso más en su saneamiento ladrillero.
 
En principio y según publica el diario Expansión, las acciones de la nueva sociedad se repartirían proporcional y gratuitamente entre sus actuales accionistas. Se prevé que su cartera pueda alcanzar un valor bruto de 6.000 millones de euros, procedente de activos elegidos entre todos los adjudicados y ejecutados que acumula el banco que preside Ángel Ron, cuya valoración global en balance alcanza los 11.140 millones.
 
Por su parte, la firma de inversión inmobiliaria Lar España ha comunicado en un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la adquisición del 100% de la firma Gran Vía Centrum Holdings, propietaria del centro comercial Gran Vía de Vigo. Este activo, por el que ha desembolsado 141 millones de euros, cuenta con una superficie bruta alquilable de aproximadamente 41.386 metros cuadrados. Los términos finales de la operación aún están sujetos a posibles ajustes posteriores.
 
Las miradas de los inversores también se dirigen hacia IAG después de las palabras que hacia el aglomerado hispano-británico ha dirigido el presidente de su rival Ryanair. El siempre polémico Michael O’Leary ha defendido que a consecuencia del Brexit, la firma surgida de la integración de la española Iberia y la británica British Airways “deberá separarse” por la decisión de Reino Unido de dar la espalda a Bruselas, algo que él ha calificado como una “oportunidad” para el resto de sus rivales, según declaraciones recogidas por ABC.