Gamesa se hace con el control de Adwen para allanar la fusión con Siemens

Gamesa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Las acciones de Gamesa han llegado a sufrir caídas del 4% en la sesión bursátil al descontar el desembolso que tendría que afrontar para la compra del 50% de Adwen. Gamesa da un paso al frente para asegurar su fusión con el negocio eólico de Siemens. La compañía española se lanza a por el control absoluto de Adwen, la filial que mantiene con Areva, la energética francesa con la que debe romper antes de proceder a la unión con la alemana.
 
La operación no ha sido confirmada por Gamesa, pero dos grandes diarios franceses la dan por cierta al citar a fuentes conocedoras de la misma: Le Figaro y Le Monde. En ambos casos se explica que la vizcaína estaría dispuesta a desembolsar hasta 60 millones de euro para hacerse con el 50% de la joint-venture que estableció con Areva para el desarrollo de la energía eólica.
 
En virtud del acuerdo de fusión con Siemens, la solución para Adwen debía estar sobre la mesa antes del próximo 17 de septiembre para seguir avanzando en la operación. Aunque en un primer momento se señaló hacia la opción de que un tercero se hiciera con la compañía o, al menos, con la parte de la energética francesa, finalmente toda la sociedad podría quedar en manos de Gamesa con el objetivo de acelerar la integración con la división de la cotizada alemana.
 
A pesar de la retirada del accionariado, los compromisos de Areva con Adwen no terminan todavía. La todavía filial conjunta mantiene su derecho a disponer de recursos por 227 millones de euros de la firma gala, más otros 100 millones adicionales en caso de que se disparase el coste de alguno de los proyectos en curso para el desarrollo de la todavía incipiente energía eólica marina.
 
El objetivo de Adwen, que sonó como posible adquisición de General Electric, tiene por objetivo aliarse en este segmento con la francesa Engie y la española Ibedrola. Esta última es titular de un 19% de las acciones de Gamesa, un porcentaje que quedaría diluido a la mitad una vez se produjese la absorción de Wind Power, la marca bajo la cual Siemens ha agrupado sus negocios en energía eólica.
 
A falta de confirmación oficial por parte de la cotizada vizcaína, los inversores han espoleado su castigo inversor al descontar la salida de caja fuerte que supondría la adquisición de la mitad de Adwen. Las acciones de la compañía han llegado a caer un 4% en los cruces más bajistas de la sesión, en los que se han llegado a ver 20,32 euros por título.