Indecisión ante la revisión del PIB de EEUU

Los índices de Wall Street terminaban con la andadura alcista que vivió antes de la sesión regular, y sus indicadores mostraban pérdidas después de conocerse el dato del PMI de la Universidad de Chicago, que fue más débil de lo esperado por el consenso de mercado, lo que dio paso a las órdenes de venta en la renta variable.

Antes, el PIB de EEUU ya había decepcionado al mercado pese a presentar una revisión al alza. El sector petrolero y la banca, que apuntaban a una apertura alcista, se desinflaban tras la publicación del PMI de Chicago. Así, Bank of America se deja un 1,34%, mientras que Citigroup gana un 1,09%. Por su parte, la petrolera Chevron asciende un 0,35% apoyada en la escalada del precio del crudo, mientras que Exxon Mobil pierde un 0,22%.

Los mercados financieros continúan siguiendo de cerca la situación de un histórico gigante de la automoción como General Motors, que podría estar escribiendo los últimos capítulos de una larga trayectoria. Según Bloomberg, que cita fuentes conocedoras de la situación, el gigante venderá sus activos a otra compañía y se declarará en bancarrota el 1 de junio. Las acciones de GM pierden un 7,14% en la apertura.

En cuanto a los resultados empresariales que han marcado la sesión, hoy los inversores conocían algunos números del sector del lujo: la cadena de joyerías Tiffany’s ha presentado sus cuentas del primer trimestre del año en el que su beneficio cayó hasta 24 millones de dólares. La firma baja un 1,39% en la apertura de la principal Bolsa del mundo.