El Sabadell se libra de los bajistas con la adjudicación de la CAM

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Desde que el Banco de España adjudicó al Sabadell la maltrecha Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) el goteo de posiciones bajistas en su accionariado ha sido una constante que lo ha convertido en la ‘rara avis’ del sector. Lo que seis meses de suspensión de posiciones cortas no han conseguido en el conjunto de los valores financieros ha sido posible en la entidad catalana con la llegada de los activos de la caja alicantina.

Cuando el pasado mes de agosto la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) prohibió la creación de nuevas posiciones cortas en los valores financieros del parqué español, los bajistas aglutinaban posiciones por el 3,591% de Sabadell, cota que mantuvieron intacta hasta que el banco se hizo finalmente con la CAM sin recibir un gran impacto en su balance, según apuntaron entonces los analistas. A partir de ese momento, la presión sobre la entidad comenzó a aflojar.

Los datos proporcionados por el supervisor bursátil tan solo nueve días después de esta adjudicación ya mostraban que las apuestas bajistas se habían reducido a un 3,32% del capital social del Sabadell. En los 14 días que mediaron entre esta cifra y su precedente, los cortos se retiraron en un 7,5%, cuando se habían mantenido inamovibles durante cuatro meses.

Los expertos apuntan a que el rebote del 5,29% que Sabadell acumula desde el día en que se comunicó la adjudicación de la CAM hasta el pasado viernes sido la clave para disuadir a los bajistas que, sin embargo, mantienen sus posiciones en el resto de entidades sin grandes cambios. Desde agosto, los especuladores han recortado sus posiciones en el banco catalán un 32,91%, hasta quedarse con tan sólo un 2,409% de su capital según los últimos datos ofrecidos por la CNMV.

Frente a estas cifras, en el Pastor y Banesto se mantienen posiciones a corto por el mismo porcentaje de capital que hace seis meses: un 0,27% y un 0,534% respectivamente. Mientras tanto, con la mirada puesta en el devenir de los rescates de Grecia y Portugal, en el Popular y Bankinter los que han desistido de hacer negocio a la baja han sido solo un 6,3% y un 5,3% respectivamente desde agosto.

En el caso del banco presidido por Ángel Ron, la cota acumulada de su capital social por los ‘hedge funds’ ha caído en menos de 4 décimas hasta el 5%. En Bankinter, que es una de las cotizadas del Ibex 35 sobre la que más bajistas se ciernen, la presión ha cedido de un 5,83% a un 5,52%.

El comportamiento en los últimos meses del fondo estadounidense Wellington Management apunta perfectamente hacia la tendencia señalada por los expertos. Desde antes de que se prohibiera la creación de nuevas posiciones cortas, este ‘hedge fund’ mantiene sin cambios un 3,56% de Bankinter y un 0,67% del Popular, mientras que desde diciembre ha replegado alas en Sabadell en un 52,6%.

El fondo especulativo Wellington, con sede en la ciudad de Boston, ha venido recortando su apuesta bajista en el Banco Sabadell sin pausa desde diciembre. Con estos movimientos, ha convertido a la entidad en la ‘rara avis’ de su sector, ya que ahora mantiene a corto tan solo un 0,873% de su capital frente al 1,84% que aglutinaba hace dos meses.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA