La OPA del Popular sobre el Pastor, resuelta dos semanas antes de su conclusión

Cuando aún quedan dos semanas para que se cumpla el plazo de cierre para acudir voluntariamente el canje de acciones propuesto por el Popular a los accionistas del Pastor, varios gestores del mercado han asegurado a EL BOLETÍN que la OPA está próxima a alcanzar el 75% de aceptación. La cota que la entidad compradora fijó como mínimo para ejecutar la operación.

El hecho de que la propuesta de compra se haya formulado de forma amistosa entre los dos bancos y de que sus respectivos dirigentes hayan alabado en múltiples ocasiones la bonanza de la operación para asegurar su solidez, ha sembrado un terreno favorable para que los pequeños inversores acudan a la oferta. Los agentes de banca privada del Pastor han hecho el resto, según varios operadores consultados por este diario.

De este modo, los dueños de casi un 75% del capital social del banco gallego habrían anunciado a sus gestores el propósito de acudir a la OPA el próximo 10 de febrero, cuando el Popular hará recuento de solicitudes y, según todo parece indicar, seguirá adelante con sus planes de compra anunciados el pasado octubre.

Entonces, el proyecto nació con un porcentaje asegurado del 52,28% en el capital del gallego. Según fuentes del mercado, entre este porcentaje se encontrarían accionistas como Amancio Ortega, la financiera Tesalia y la Fundación Pedro Barrié de la Maza, dependiente del banco gallego y dueña de un 42,1% de su capital.

Quienes sí han confirmado que quieren cambiar sus títulos del Pastor por los del Popular han sido los directivos del coruñés. Ayer, todos sus consejeros remitían a la Comisión Nacional del Mercado de Valores una nota en la que mostraban su intención de remar en favor de la OPA lanzada por el banco de Ángel Ron. Igualmente, destacaban en su misiva que Morgan Stanley ha calificado la ecuación de canje de “justa desde el punto de vista financiero”. Un aliciente más para mover a sus compañeros accionistas a seguir su estela.

Hoy por hoy, la cúpula del Pastor controla 658.121 acciones de su banco o, lo que es lo mismo, un 0,242% del capital de la entidad cotizada. No obstante, éste no es el único movimiento que los asalariados del Pastor han llevado a cabo en los últimos meses. Fuentes próximas a la entidad con sede en La Coruña han confirmado a este diario que son muchos los trabajadores que han presentado solicitudes para cambiar de puesto de trabajo a oficinas más cercanas a su lugar de residencia. Un hecho que da la idea de que los trabajadores del Pastor juzgan la fusión de ambas entidades como asegurada.

A precios actuales de mercado, la entrega de 1,115 acciones del Popular por cada una del Pastor supone una prima del 4,4%, cuando en algunos casos llegó a alcanzar el 6%. A pesar de esta pérdida de interés económico para los accionistas del Pastor, éstos parecen optar por cubrirse las espaldas ante el riesgo que supondría una venta forzosa o quedarse atrapado en un valor con escaso ‘free float’.

Pastor, sólo en Galicia

Mientras las solicitudes para acudir al canje siguen llegando a los mostradores del Banco Pastor. Sus directivos ya parecen haber cerrado otros cabos de la operación. Según fuentes cercanas a ambas entidades, el nombre de Pastor se reservaría únicamente para las oficinas que la entidad resultante tiene en Galicia. De este modo, la marca gallega se la quedarían las 390 oficinas que hasta hoy mantienen las dos compañías en la región.

En el resto del territorio nacional, Popular será la marca que luzca en el umbral de las oficinas del grupo resultante de una fusión que el próximo viernes pasará su primer examen. Antes bien, los expertos ya apuntan a que el comprador conseguirá superarlo con nota gracias al empuje de los gestores del Pastor.

Por su parte, el Comité Asesor Técnico de los índices Ibex ya ha anunciado que el viernes 10 de febrero, al cierre de mercados y a la espera de que el Popular dé datos sobre la aceptación final de su oferta, sacará al Pastor del Ibex Medium Cap en el que actualmente cotiza el banco. Sólo el porcentaje final de solicitantes del canje dirá si la salida del índice es definitiva o no.