Los técnicos de Hacienda cargan contra la “resistencia al cambio” de la “casta tributaria” del Ministerio

Oficinas de la Agencia Tributaria
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Gestha sale en defensa de su hoja de ruta para la modernización de la Agencia Tributaria. Acusa a su dirección de preocuparse sólo por “conservar sus privilegios”. Los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han salido en defensa de sus propuestas para la lucha contra el fraude fiscal que esta misma mañana los inspectores del organismo echaban por tierra. Desde el sindicato consideran que el rechazo a sus proposiciones no es más que una muestra de la “falta de compromiso y resistencia al cambio” de sus directivos, a los que califican de “casta tributaria”.

En un nuevo argumentario, los técnicos de Hacienda defienden que para igualar la media europea de esfuerzos dedicados a la lucha contra el fraude fiscal, el Ministerio debería contratar a 26.718 nuevos funcionarios en el medio y largo plazo. Para comenzar a reducir ya el peso de la economía sumergida, alertan de que como mínimo sería necesaria la incorporación de 1.687 empleados “a corto plazo”.

Para avalar estas cifras, Gestha señala que mientras la media de la Unión Europea se sitúa en un trabajador de Hacienda por cada 97’ contribuyentes en España la ratio engorda hasta los 1.958 contribuyentes. Una cifra que, señala el sindicato, deja al país “muy lejos de los países más avanzados” como Luxemburgo o Alemania, donde a cada empleado le corresponden únicamente 574 y 740 ciudadanos respectivamente.

En estas dos naciones, continúan en la defensa de sus cálculos, el tamaño de la economía sumergida se reduce al 10% y el 15% del PIB, mientras que en España el 24,6% de la economía nacional se mueve a espaldas de la Agencia Tributaria (AEAT) y la Intervención General del Estado (IGAE). En números redondos, cerca de 253.000 millones de euros, según los técnicos de Hacienda.

A pesar de esta diferencia, desde Gestha se muestran “conscientes” de las limitaciones que sufren los Presupuestos Generales del Estado y por eso dicen haber reclamado “en numerosas ocasiones” que Hacienda incremente plantilla en al menos 1.687 personas, una cifra que devolvería al organismo a la situación del año 2010, el último antes de que comenzaran a aplicarse recortes de personal. Algo que según explican sería posible con un incremento de presupuesto de solo 187 millones de euros.

En este sentido, los técnicos cargan contra “los funcionarios que se alternan para ocupar los puestos directivos en la Administración pública” a los que acusa de estar más preocupados de “conservar sus privilegios” que en mejorar el servicio público y en ampliar plantilla. Es por esto que se refiere a ellos como “una auténtica casta retributiva”. Lenguaje que parafrasea el empleado por Podemos para dirigirse a la élite política y económica, pues junto a esta formación se elaboró la hoja de propuesta que los inspectores de Hacienda han criticado con dureza este viernes.

Igualmente denuncian que la modernización de la Agencia Tributaria que consideran “imprescindible” para la efectiva consecución de sus objetivos “no será tarea fácil” porque vaticinan que este mismo año previo a las elecciones “se intensificarán las resistencias” de esta ‘casta’ para profundizar en cualquier modernización del organismo público.

Por último, critican la “falta de compromiso por parte de los sucesivos responsables administrativos en reducir el fraude y mejorar el control del gasto público” que ha provocado que España se alce como “subcampeona de Europa en volumen de la economía sumergida”. Razones que, subrayan, han provocado “el hartazgo de la población” que ahora exige más eficacia, información y transparencia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA