El pesimismo se adueña de nuevo de un Ibex 35 en mínimos anuales

Bolsa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El selectivo madrileño, que ayer vivió su peor jornada desde enero al caer un 3,6%, bajaba a media mañana otro 2,82%. Los tímidos avances registrados durante la mañana en la Bolsa española pronto se confirmaban como un simple espejismo tras el duro castigo de ayer. A media mañana, el Ibex 35 volvía a sucumbir al pesimismo con un retroceso de un 2,82% hasta situarse en apenas 9.560 puntos, mientras que la prima de riesgo toca los 160 puntos por primera vez desde agosto.

El selectivo madrileño, que ayer vivió su peor jornada desde enero al caer un 3,6%, se sitúa de este modo ya en sus mínimos del año ante la batería de malas noticias que han recibido los inversores en los últimos días. A los miedos sobre una nueva recesión en Europa, se suma ahora la inestabilidad política en Grecia, que podría salir del rescate de la Troika antes de lo esperado.

El mayor castigo dentro del Ibex 35 era para FCC, con una caída que rondaba el 7% tras haber aplazado su ampliación de capital. El pesimismo alcanzaba además a todo el sector constructor, con Sacyr y OHL cediendo a la misma hora un 4,5% y un 5,5%, respectivamente. Sólo IAG, con una revalorización del 0,5%, lograba escapar de los números rojos.

El miedo de los inversores se dejaba notar también con fuerza en los mercados de renta fija. La prima de riesgo española se disparaba un 15% hasta alcanzar los 160 puntos, en zona de máximos desde agosto. En concreto, el bono español de deuda a diez años ofrecía una rentabilidad en el mercado secundario de un 2,332%, por el 0,724% que pagaba el bund a la misma hora. El diferencial ha subido casi 40 puntos en apenas tres días.