La esposa del expresidente de Pescanova, imputada por blanqueo de capitales

Pescanova
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La transferencia de capitales desde Portugal a China que la Justicia bloqueó en septiembre ha terminado por sentar en el banquillo a la compañera de Sousa. El juez Pablo Ruz suma un imputado más a la lista de posibles responsables de la quiebra de Pescanova. El magistrado de la Audiencia Nacional ha citado en esta calidad a la esposa del expresidente de la compañía gallega, María Rosario Andrade. Sobre ella pesan sospechas de blanqueo de capitales y alzamiento de bienes.

Andrade ha sido imputada después de una primera investigación en torno a la transferencia millonaria que quiso efectuar desde una cuenta bancaria en Portugal a otra en la región china de Hong Kong. El juez Ruz ha visto “indicios suficientes” como para afirmar que el frustrado movimiento de capitales que la esposa de Manuel Fernández de Sousa intentó poco después de que se admitieran a trámite las primeras querellas contra el expresidente tenían por objetivo “poner los fondos fuera del alcance” del juzgado.

El letrado apunta además, que el intento de transferencia de cuatro millones de euros se produjo “poco tiempo después” de que la Audiencia Nacional acordase los importes de las fianzas a depositar por Sousa y buena parte de sus hombres en el consejo de administración de Pescanova. De sus intenciones tendrá que dar cuenta Andrade el próximo 30 de octubre a las 10:00 horas, según se recoge en la citación judicial.

Del testimonio que aporte dependerá que los hechos que se le imputan sean considerados como constituyentes de delito. Y es que, la transferencia bloqueada tras el aviso de las autoridades portuguesas que desembocó en el bloqueo de las cuentas y propiedades del matrimonio no es la única prueba con la que el juez cuenta para sus pesquisas. Según se detalla, entre la documentación facilitada existe también “un contrato de préstamo de 5.200.000 dólares suscrito el 23 de agosto de 2013 entre Manuel Fernández de Sousa-Faro, actuando como administrador único de la prestamista Quinta Do Sobreiro S.L. y María Rosario Andrade Detrell como prestataria, que fue presentado al banco Banif como justificativo de la transferencia finalmente bloqueada”.