Los diarios hoy no se ponen de acuerdo a la hora de elegir a

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los diarios hoy no se ponen de acuerdo a la hora de elegir apertura. Por ejemplo, El País aporta novedades sobre la trama de corrupción que salpica a políticos del Partido Popular e informa que “el PP de Valencia financió algunos de sus actos con dinero procedente de media docena de constructoras, que pagaban a través de una intermediaria, Orange Market, la empresa de Álvaro Pérez, El Bigotes, por servicios supuestamente no prestados” y también asegura el diario de Prisa que “la investigación judicial acredita pagos de Sedesa, la empresa de la familia de Juan Cotino, uno de los vicepresidentes de Francisco Camps y ex director de la Policía con el Gobierno de Aznar”.

Mientras digerimos que la empresa de la familia de un ex director de la Policía esté supuestamente implicada en una presunta financiación ilegal del PP, pasamos a leer en El Mundo cómo se ha disparado la economía sumergida a causa del aumento del paro. Estos datos son para Pedrojota la explicación a “la paradoja de que no exista conflictividad social con cuatro millones de parados”, ya que considera que la calma de la calle se debe a “que los parados optan por las ‘chapuzas’ para ir tirando”.

Además, la situación de la Justicia está muy presente en la prensa gracias a la apertura del Año Judicial. Abc es muy pesimista y culpa al “Gobierno socialista de ser el responsable principal de un estado de crisis en la Justicia como no se había conocido en la democracia”, mientras que La Razón advierte que el bloqueo del Tribunal Supremo, del que ayer informó Dívar, “ralentiza la recuperación económica. El presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial también aparece en el editorial de El País, que acusa a Dívar de escurrir el bulto. Y es que el diario que dirige Javier Moreno recrimina que Dívar no apelara a la responsabilidad de los jueces ante las nuevas amenazas de huelga, pero también le reprocha que defendiera a los “dignísimos magistrados” del Supremo que instruyen la querella contra Garzón, y que no hiciera lo mismo con los “dignísimos magistrados de la Audiencia Nacional”, por lo menos en un acto tan solemne.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA