Más de 8.000 niños se quedan sin plaza pública en las escuelas infantiles de Madrid

Guardería

Imagen de una escuela infantil.

Sin plazas públicas en las escuelas infantiles de Madrid para más de 8.000 niños y niñas. La publicación de las listas provisionales de escuelas infantiles en el ayuntamiento de la capital “evidencia, una vez más, un déficit estructural de plazas públicas”. Así lo denuncia CCOO, que culpa a las políticas de José Luis Martínez Almeida y del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso.

“Se trata de un déficit que viene a sumarse a la falta de plazas en FP pública y al cierre de líneas que llevan años contribuyendo a la reducción de la oferta pública”, afirma la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CCOO Madrid, Isabel Galvín. En su opinión, el consistorio “está ignorando la demanda real y haciendo imposible la libertad de elección de las familias”.

Según los datos de CCOO, de las 12.555 familias que han solicitado plaza este año en una escuela “solo lo han conseguido 4.312”. “Es decir, 8.243 niños se han quedado sin plaza pública, o, dicho de otro modo, dos de cada tres familias que querían matricular a sus hijos e hijas en una escuela infantil pública no podrán hacerlo”, critica.

Para Galvín “es una absoluta vergüenza”. “Son políticas que van directamente en contra de la libertad de elección de las familias. Es lo contrario a la libertad”, denuncia. Tal y como remarca, “25.000 familias querían llevar a sus hijos a escuelas infantiles públicas y no han podido”. En su lugar, “se les obliga a ir a la privada, así hacen negocio, forzando a las familias y perpetuando un modelo de precariedad laboral donde priman los intereses económicos de las empresas sobre la calidad educativa y las condiciones laborales de trabajadoras y trabajadores”. “No están mirando por las familias, sino por el beneficio de unos pocos empresarios”, señala la representante de Comisiones.

Para el sindicato las citadas cifras evidencian una “auténtica emergencia educativa”. Y es que, “las últimas escuelas infantiles públicas que se han construido se remontan al gobierno de Carmena”, ya que el actual ayuntamiento “no ha construido ni una sola escuela infantil pública en los últimos años”. Además, desde el Gobierno autonómico “han cerrado las escuelas infantiles de 0-6, un modelo de éxito educativo que las familias madrileñas elegían año tras año”.

“Es una buena noticia que las familias confíen en los servicios públicos y no podemos permitir que se ignore esa demanda”, sostiene Galvín, quien ha defendido que “Almeida solo puede hacer una cosa: escuchar a esas familias y darles lo que están pidiendo”.