Margallo avisa que la fuga de Anna Gabriel perjudica a los independentistas encarcelados

José Manuel García-Margallo, exministro de Asuntos Exteriores
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ex ministro de Exteriores José Manuel García-Margallo, aseguró hoy que la fuga de la exdiputada de la CUP Anna Gabriel a Suiza “no es precisamente la posición más digna” ya que si “uno apuesta por la ruptura del orden constitucional uno tiene que arrostrar las consecuencias” y cree que “no está favoreciendo la suerte de las personas que están en este momento en la cárcel, ya que alimenta la sospecha de que hay un riesgo de fuga e incita e invita al juez a adoptar medidas provisionales para que no se produzca la fuga de otras personas”.

En opinión de Margallo, “cuando se echa un pulso a un Estado el Gobierno no puede más que hacer cumplir la ley y la Constitución”, cree que “el Estado este pulso no lo puede perder “y apunta que las causas judiciales han “alejado cualquier posibilidad de negociación política”. “No contemplo más horizonte que el gobierno restablezca en su totalidad el Estado de Derecho”, apunta Margallo, quien reconoce que “esta historia judicial, este rosario de incidentes judiciales permanente, va a enturbiar y crear más niebla de la que ya hay”, y que está “contaminando todo el proceso”, recalcando que “Cataluña no puede estar sin gobierno y necesariamente tiene que entenderse con el Gobierno central”.

En relación a la elección de Luis de Guindos como vicepresidente del BCE, Margallo afirmó hoy -durante una entrevsita en Onda Cero- que desde hace mucho tiempo ese sabía que el único candidato al Banco Central Europeo era Luis de Guindos, “porque objetivamente esto estaba diseñado así, ya que el presidente va a ser un alemán y se necesitaba un equilibrio con un país del sur”. “Son cambios de cromos, reconoció, el apoyo de los portugueses estaba garantizado y yo estoy encantado de que Guindos sea vicepresidente del BCE, ya que aunque es una pérdida para el Gobierno de España pero es un triunfo para España como país y un magnífico fichaje para el Banco Central.