Mapfre cae a la cola del Ibex 35 tras decepcionar con sus resultados de 2020

Antonio Huertas, presidente de Mapfre
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las acciones de Mapfre se situaban como las más penalizadas del Ibex 35 a media mañana en una jornada en la que la aseguradora ha presentado sus resultados de 2020, que arrojan una caída del beneficio del 13,6% hasta los 527 millones de euros.

Mapfre retrocedía un 4,02% a media mañana hasta marcar 1,58 euros dentro de un Ibex 35 que a la misma hora bajaba un 0,23%. Con la caída de hoy el valor se pone en negativo en lo que va de 2021 (-1%), dejando la capitalización bursátil en 4.850 millones de euros. Pone fin además a una racha alcista que había durado ya ocho sesiones.

La aseguradora ha anunciado hoy que registró un beneficio neto de 527 millones de euros en 2020, un descenso del 13,6% respecto al año anterior, tras fortalecer su balance destinando 132 millones de euros al deterioro íntegro de los fondos de comercio de las operaciones en Italia, Turquía e Indonesia, con el objetivo de adaptarse a las nuevas circunstancias de los mercados y afianzar las bases para seguir creciendo con rentabilidad.

Este deterioro no tiene impacto ni en las posiciones de tesorería ni en su nivel de solvencia, ha aclarado Mapfre, que ha señalado además que el resultado de 2020 está igualmente impactado por los siniestros derivados del Covid-19, que sólo en el negocio reasegurador ascienden a 80 millones de euros, y por los terremotos de Puerto Rico, con un coste total de 68 millones de euros.

Excluyendo esta siniestralidad extraordinaria y los deterioros del fondo de comercio, el beneficio de 2020 se mantiene estable con un ligero crecimiento (0,2%) sobre el del año anterior en bases comparadas homogéneas.

Los ingresos del grupo ascendieron a 25.419 millones de euros, un 10,7% menos, en tanto que las primas se situaron en 20.482 millones de euros, un 11,1% menos que en 2019, consecuencia de la situación económica global derivada de la crisis provocada por el Covid-19.

“Los resultados no cumplen las expectativas”, explican los analistas de Bankinter en una nota. “Las primas emitidas y aceptadas descienden un 11% respecto a 2019, los ingresos financieros (aproximadamente -50%), las divisas emergentes y el menor atractivo de los productos vida-ahorro siguen pesando en la cuenta de resultados”, destacan.

El punto favorable es que la entidad propondrá un dividendo complementario de 0,075 euros por acción. El dividendo total con cargo a 2020 se sitúa en 0,125 euros por acción (-15%; pay-out 73%), lo que supone una rentabilidad por dividendo de 7,6%.