Madrid apuesta por restringir por zonas básicas tras el estado de alarma aunque no se cierra a otras medidas

Ignacio Aguado
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha insistido en que la Consejería de Sanidad apuesta por restringir la movilidad, mediante una orden, en zonas básicas o distritos con alta incidencia de coronavirus tras el estado de alarma, aunque no se cierra a tomar otro tipo de medidas.

Así lo ha desgranado el vicepresidente, Ignacio Aguado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha reiterado que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, les trasladó ayer, en el marco del Grupo Covid-19, que no solicitarían una prórroga del estado de alarma sino tratar de buscar «un marco jurídico distinto».

«Creo que es imprescindible que apostemos por la colaboración. No podemos basar la acción de los gobiernos en la imposición. Creo que la imposición nunca es positiva. Creo que la semana pasada el hecho de que impusiera a la fuerzas medidas fue un error. Creo que se podía haber evitado pero agua pasado no mueve molido», ha declarado.

Así, ha hecho hincapié en que de nada sirve lamentarse sino que deben, como representantes públicos, pensar «en qué pueden hacer en el futuro». En este sentido, ha indicado que deben trabajar en una orden de la Consejería de Sanidad donde se «establezcan los nuevos criterios a seguir, o las medidas, o los umbrales».

«Tiene que ser la propia Consejería de Sanidad la que lo elabore en función de cómo evolucionen los datos epidemiológicos. Faltan todavía días para que ese estado de alarma decaiga, cuando tengan los datos y estemos más cerca de la fecha conoceremos la propuesta al detalle. Lo ideal sería tener el apoyo y respaldo del Gobierno de España, sino es así será más complicado implementarla», ha manifestado.

TRES NIVELES DE RESTRICCIONES
Aguado ha hecho hincapié en que el área que dirige Enrique Ruiz Escudero tiene sus ideas y su estrategia «muy clara». En este sentido, ha recordado que se apostó «de forma clara» por un sistema «novedoso a la hora de abordar este tipo de situaciones»: las zonas básicas de salud.

Según el vicepresidente, se recurrió a ello por varias razones, como por ejemplo porque estas tienen un hospital de referencia desde el que se puede ver la evolución de los casos. «Eso no quita para que pueda haber más restricciones en otras zonas de la Comunidad de Madrid», ha declarado.

En este sentido, ha explicado que ahora mismo existen tres niveles de restricciones: generales para toda la autonomía, las que afectan en exclusiva a ciudades de 100.000 habitantes y las zonas básicas de salud.

«Todo es perfectamente compatible. No hay que hacer una guerra de las estrategias sanitarias. Lo que funciona hay que mantenerlo y se puede complementar si eso supone un mejor y mayor acuerdo o incluso mejor capacidad para reducir la incidencia», ha declarado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA