Madrid achaca la menor caída de la incidencia a la cepa británica y la densidad de población

Antonio Zapatero y Elena Andradas

Antonio Zapatero y Elena Andradas. Autor: Comunidad de Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comunidad de Madrid ha confirmado el atraso –que entró ayer en vigor- del toque de queda a las 23:00 horas hasta el 1 de marzo, así como el retraso hasta esa misma hora del cierre de la hostelería. Así lo han anunciado hoy ha anunciado el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, que ha achacado la mayor lentitud de la caída de la incidencia acumulada frente a otras regiones a la densidad de población y a la circulación de la cepa británica.

Zapatero, que ha comparecido junto a la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha hecho un llamamiento a “no confundir flexibilizar con relajar”. “El virus sigue aquí”, ha señalado antes de recordar que sigue vigente la prohibición de las reuniones de no convivientes en los domicilios.

Existe una “mayor proporción de transmisión en entorno familiar con actividad social”, ha defendido, ya que el 80% de casos diagnosticados se han dado en domicilios.

¿Por qué Madrid baja más lento?

Zapatero ha destacado que la Comunidad está disminuyendo los contagios “más rápido” que en la segunda ola del covid y la previsión es seguir ese camino. Dicho esto, ha apuntado que este descenso es más lento en comparación con otras regiones por varios motivos. Uno de ellos, ha explicado el viceconsejero, es que la Comunidad “es uniprovincial” y cuenta con una densidad de población “tremendamente alta”.

A esto ha sumado el “peso de la cepa británica”, que representa ya el 30% de los casos de la región. No obstante, ha remarcado que “la noticia” es que Madrid está bajando la presión de forma “muy notable.

Proceso de vacunación

En cuanto al proceso de vacunación, la Consejería de Sanidad va a publicar orden en BOCM que “permite habilitar y adoptar” la puesta a disposición de espacios en locales e instalaciones públicas y privadas que reúnan condiciones para vacunación contra el covid. Con esta orden se abre la puerta a llevar la vacunación en “grandes espacios” como el Wanda o el Wizink Center.

Asimismo esta orden recoge también que las autoridades sanitarias podrán adoptar la puesta a su disposición de centros y establecimientos privados y su personal para el desarrollo de campaña vacunación.

Según ha asegurado Zapatero, un 82% de los sanitarios ya tienen completada la vacunación, y el 95% de los residentes de centros de mayores.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA