Luz verde para cubanos que deseen invertir por no más de un millón de dólares

Dólares CUC

Dólares y CUC

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Aunque desde hace ya largo tiempo estaba en documentos oficiales y partidistas que el cubano residente en el exterior de la isla podía invertir en determinados negocios, acaba de hacerse realidad tal propósito gubernamental.

Tal parece que ahora el tema es más en serio y no como antes, que era lo más parecido a un sí, pero no.

Poner en marcha tan controvertida decisión obedece por las claras al propósito de las autoridades de recurrir a nuevas formas para paliar la actual crisis económica que vive la isla muy posiblemente la peor de todos los tiempos con los efectos de la Covid-19 a cuestas y el recrudecimiento del bloqueo imperial ahora con la esperanza de cierto reblandecimiento bajo el nuevo gobierno de Joe Biden.

Si prima la seriedad y mutua confianza, estaremos en presencia de un fortalecimiento de la tan temida propiedad privada en un régimen socialista

Funcionarios del ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, encargados del departamento de Negocios, se lo hicieron saber la agencia de prensa norteamericana Associated Press (AP) en Cuba.

La cartera de negocios para el actual año, según la agencia, consta de 503 oportunidades más flexibles y menos burocráticas, incluyen por vez primera el rango de menores inversiones como para el caso de los cubanos y otros.

Resalta por el manifiesto interés de fortalecer alianzas con los naturales que viven fuera de Cuba

De acuerdo con Idalberto Aparicio, citado por la AP, y subdirector de Negocios, “ya se hizo efectivo uno con la inversión de un cubano desde el exterior (…) en materia agrícola.”

La novedad, ya aplicada en su tiempo por China y Vietnam, resalta por el manifiesto interés de fortalecer alianzas con los naturales que viven fuera de Cuba y echar a andar una economía asediada de múltiples contrariedades internas y externas.

Si prima la seriedad y mutua confianza, estaremos en presencia de un fortalecimiento de la tan temida propiedad privada en un régimen socialista como el cubano que no ha dejado de observarla con cierto recelo.