Los vocales progresistas defienden que Moix “no puede seguir al frente de Anticorrupción”

Manuel Moix, Fiscal Anticorrupción
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, debe dimitir tras conocerse que posee el 25% de una sociedad ‘offshore’ en Panamá desde 2012. Así lo cree la vocal del Consejo Fiscal por la Unión Progresista de Fiscales, Sofía Puente, que ha defendido que la conducta de los fiscales “debe ser irreprochable”.

“Debemos preguntarnos si en la fiscalía contra la criminalidad organizada pueda estar al frente una persona con participaciones en un paraíso fiscal”, ha afirmado Puente en una entrevista en la SER, en la que ha señalado que este asunto “debe abordarse desde una perspectiva deontológica y ética”, ya que no debe de existir ninguna duda en torno a la conducta de los fiscales.

Para la vocal progresistra la dimisión de Moix debe producirse “por una cuestión práctica” y tiene que ser el Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, el que “asuma la responsabilidad” de su cargo e iniciar los mecanismos para que el fiscal anticorrupción deje su actual cargo y situar en su lugar a “una persona que se gane la confianza y el crédito de una plantilla extraordinaria”.

Y es que, según recoge la SER en su web, esto es algo de lo que carece Manuel Moix.

El propio fiscal jefe Anticorrupción aseguró ayer que no piensa dimitir y que no ve ningún motivo para su cese tras la información de Infolibre sobre la empresa radicada en Panamá que que tiene junto a sus tres hermanos. Para Moix esa sociedad no es incompatible con su cargo. Lo ve “perfectamente” ético.