Los trabajadores siguen perdiendo poder adquisitivo: los salarios crecen ya cinco veces menos que la inflación

Empleo trabajo cocina cocinero paro

Trabajadores de un restaurante

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El coste por hora trabajada aumentó un 0,2% en el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2020 según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De entre ellos, los costes salariales –es decir, los salarios- aumentaron un 0,8%, tasa que contrasta con la subida del 4% que registró la inflación en su tasa interanual al cierre de diciembre.

Los datos provisionales del Índice de Coste Laboral Armonizado (ICLA) muestran que el coste por hora trabajada aumentó un 0,2% en el tercer trimestre de 2021 respecto al mismo periodo del año anterior. Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, la variación anual fue del 0,9%.

Por componentes del coste, el coste salarial registró una variación anual del 0,8% en datos corregidos y los otros costes aumentaron un 1,1%.

Las secciones que registraron los mayores incrementos anuales del coste salarial en el tercer trimestre fueron Información y comunicaciones (3,9%), Actividades financieras y de seguros (3,0%) y Hostelería (2,5%), según muestran los datos del INE. Por su parte, las mayores bajadas se dieron en Actividades inmobiliarias (–6,8%), Otros servicios (–4,8%) y Educación (–4,2%).

La agencia estadística aclara que la evolución de las distintas secciones de actividad refleja “el grado de afectación de la situación tan especial derivada de la pandemia y de las medidas puestas en marcha para su contención”. En general, durante el tercer trimestre hubo una menor incidencia de los ERTE en todas las actividades económicas, dando lugar a un aumento de los costes salariales en la mayoría de ellas y, en menor proporción, de los otros costes, como consecuencia de las exoneraciones en las cotizaciones sociales.

Por su parte, en aquellas actividades donde las horas efectivamente trabajadas aumentan más que los costes, el coste por hora trabajada disminuyó.

La subida de la inflación

Teniendo en cuenta estas matizaciones, los datos de costes salariales del tercer trimestre se comparan con una subida de la inflación que fue hasta cinco veces mayor en el mismo período: de acuerdo con los datos del propio INE, el índice de precios al consumo (IPC) registró una variación interanual del 4,0% en septiembre debido en buena medida a los precios de la energía.

La inflación se aceleró además aún más en octubre, hasta alcanzar una tasa del 5,4%. En noviembre, el dato adelantado (que deberá ser ratificado por el INE a mediados de mes) mostraba ya una tasa del 5,6%.