La socialdemocracia se convierte en primera fuerza en Alemania, pero liberales y verdes deciden quién gobierna

El ministro de Finanzas, Olaf Scholz, sostiene una mascarilla

Olaf Scholz

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Partido Socialdemócrata (SPD), de Olaf Scholz, recibirá 206 de los 735 escaños en el vigésimo Bundestag, 53 más que en la legislatura anterior, anunció este lunes la autoridad electoral de Alemania (Der Bundeswahlleiter). De este modo, se convierte en el partido más votado, frente a los 196 de la CDU de Armin Laschet. La última palabra la tendrán Los Verdes y los liberales del FDP, socios necesarios para coronar tanto a Scholz como a Laschet.

En concreto, la coalición de la Unión Demócrata Cristiana y la Unión Social Cristiana (CDU/CSU), de Armin Laschet, tendrá una bancada de 196 diputados, 50 menos que en el Bundestag anterior.

El bloque Alianza 90/Los Verdes contará con 118 escaños (+51); el Partido Democrático Libre (FDP, liberal), 92 (+12); Alternativa para Alemania (AfD, extrema derecha), 83 (-11); La Izquierda, 39 (-30).

La Asociación de Votantes del Schleswig Meridional (SSW), que no estuvo representada en el parlamento anterior, recibirá un escaño.

El vigésimo Bundestag tendrá 735 diputados, en comparación con los 709 de la legislatura anterior.

Un total de 47 partidos políticos de Alemania compitieron en las elecciones federales del 26 de septiembre.

Las elecciones se celebran en base a un sistema mayoritario y proporcional a la vez, por lo que a cada votante le corresponden dos votos. La asamblea legislativa no puede tener menos de 598 escaños, la mitad de los cuales se asignan por sufragio directo en 299 distritos uninominales.

Mediante un segundo voto, los alemanes eligen entre los partidos que se presentan con listas cerradas en 16 estados federados y entran en el Bundestag si superan el umbral del 5 por ciento a nivel nacional o ganan en al menos tres de los 299 distritos.

El tamaño definitivo del Bundestag depende de este segundo voto, al que sigue un complejo sistema de reequilibrio y asignación de escaños adicionales con el que el Tribunal Constitucional busca garantizar la representación de partidos minoritarios.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA