Los ‘peros’ del mercado a la última desinversión de Telefónica

Telefónica

Telefónica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las acciones de Telefónica no logran el rebote en los primeros compases de la sesión, con un retroceso de un 0,54% hasta los 3,65 euros. La compañía anunció anoche la venta a KKR del 60% de InfraCo, sociedad que será la encargada de operar y desplegar fibra óptica al hogar (FTTH) en Chile. Una nueva desinversión que permite reducir la deuda pero que “merma la capacidad de generación de caja en el futuro”, según advierten los analistas, que temen un recorte del dividendo.

En un comunicado remitido anoche a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía anunció que su filial Telefónica Chile “ha suscrito con KKR Alameda Aggregator L.P. (vehículo controlado por fondos gestionados o asesorados por filiales de KKR), un contrato de compraventa de acciones para la venta del 60% de las acciones de InfraCo”.

Como parte de la transacción, Telefónica Chile venderá a InfraCo aproximadamente dos millones de unidades inmobiliarias pasadas con fibra óptica. Asimismo, Telefónica Chile e InfraCo suscribirán una serie de contratos de prestación de diversos servicios, entre ellos, un contrato para la prestación de servicios mayoristas de conectividad sobre la red de fibra óptica de InfraCo a Telefónica Chile.

La valoración implícita de InfraCo derivada de la transacción se estima en 1.000 millones de dólares (aproximadamente 800 millones de euros al tipo de cambio actual), lo que representa un múltiplo sobre OIBDA 2020 de 18,4 veces. Una vez completada la operación, la deuda financiera neta del grupo Telefónica se reducirá en aproximadamente 400 millones de euros, ha asegurado la compaía presidida por José María Álvarez-Pallete.

El cierre de la operación está sujeto a las aprobaciones correspondientes por las autoridades de competencia.

Foco en la generación de caja y el dividendo

“Aunque a menor escala, se trata de una operación similar a la reciente venta de las torres de Telxius a American Towers”, explica Elena Fernández-Trapiella, analista de Bankinter, en una nota, aunque “los múltiplos implícitos en la operación son inferiores a los de la venta de Telxius (14,4x EV/Ebitda frente a 30,5x)”.

“Estas operaciones permiten monetizar y cristalizar el valor de los activos de infraestructuras del grupo y avanzar en la reducción de deuda”, apunta la analista. “Aunque estas operaciones aportan un balón de oxígeno para el mantenimiento del dividendo y del rating, el potencial de crecimiento estructural es reducido y la venta de activos merma la capacidad de generación de caja en el futuro”.

En el entorno actual, “el objetivo de estabilizar el Cash Flow libre (OIBDA – Capex) requiere necesariamente una contención de la inversión que erosiona la competitividad del grupo a medio plazo”.

La experta de Bankinter señala que el mantenimiento del dividendo en 0,4 euros por acción implica payouts  por encima de 100% en 2019-2021 y niveles de 80-90% en 2022-2024. Mañana Telefónica celebra su consejo donde previsiblemente debatirá el importe del dividendo con cargo a 2020. “No descaramos un recorte como medida adicional para acelerar la reducción de deuda y aportar margen de maniobra para abordar las inversiones para el despliegue del 5G”, concluye Fernández-Trapiella.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish