Los nuevos médicos huyen de la Atención Primaria de Madrid

Centro de Salud de Abrantes, Madrid.

Los nuevos médicos se marchan de la Comunidad de Madrid. No quieren trabajan en la Atención Primaria de la región. La Consejería de Sanidad ofertaba 98 plazas para los 219 médicos que terminaban este periodo formativo. ¿El resultado? Únicamente se han cubierto 20 de ellas. La situación se ha repetido en el caso de Pediatría. Tan solo uno de los 79 nuevos pediatras que terminan su residencia en mayo se han presentado para escoger plaza en los centros de salud madrileños.

Según detalla el sindicato Amyts, esta mañana se han celebrado dos turnos de llamamientos para que los MIR que terminan en este mes de mayo su residencia de Medicina Familiar y Comunitaria escogieran plaza en algún centro de salud de Madrid. En concreto, la Gerencia de Atención Primaria ofertaba 98 plazas para los 219 médicos que terminaban este periodo formativo. Solo 20 han acudido a los llamamientos de la Consejería de Sanidad para quedarse con alguna de las plazas ofertadas.

“En total, se presentaron 124 residentes de Medicina Familiar y Comunitaria al trámite para la baremación de méritos y así poder acceder a una de estas plazas”, explica el citado sindicato. No obstante, apunta, “tras conocer las plazas de la Gerencia, únicamente 20 han querido seguir el proceso que ha terminado en estos dos turnos de llamamientos”.

Este suceso constata, “una vez más, cómo la Atención Primaria en Madrid está en grave riesgo de desaparición”. Algo que se ha evidenciado también con la Pediatría, donde únicamente un solo nuevo pediatra ha cogido plaza. Y eso que terminarán su residencia de Pediatría 79 médicos.

Los motivos de los sanitarios para no querer trabajar en la Atención Primaria madrileña se reducen a una “altísima sobrecarga, el abandono institucional, los malos contratos que se ofertaban en esas plazas y, sobre todo, el problema de conciliación donde la mayoría de los turnos que se dan son de tarde y en centros de salud colapsados”.

Tal y como recuerda Amyts, esto no es nuevo. El pasado mes de mayo ya pasó lo mismo. En ese caso, “terminaron su residencia 224 nuevos médicos de Familia y solo 17 acudieron a estos llamamientos de la Gerencia de Atención Primaria para quedarse en los centros de salud de Madrid”.

Ante esto, las organizaciones sanitarias lamentan que los nuevos médicos de Familia y pediatras, “lejos de ser el futuro de Madrid, son conscientes de la realidad de los centros de salud”. Y frente a esto, advierten de que las ofertas de otras comunidades autónomas o de otros países “no tardan en aparecer con propuestas más atractivas”.