Los microcréditos online: escenario de oportunidades

Euros

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En su participación en la tercera edición del encuentro que organizan anualmente los estudiantes de la Koç School, en Estambul, el consejero delegado del BBVA, Onur Genç expresó que: “actualmente, el 65% de las personas aseguran que el dinero es su causa principal del estrés.”

Una afirmación como ésta nos ilustra lo complejo y difícil que resultan los problemas económicos en los tiempos que corren. La llegada de la pandemia COVID-19 ha venido a complicar enormemente la situación monetaria del país imponiendo escenarios alternativos de actuación,  y esto se repite alrededor del mundo.

El agobio que implica no tener respuestas a las exigencias que imponen las finanzas, lleva a muchos a la desesperación y a cuadros de estrés que repercuten destructivamente en la salud, psicológica y física. Las alternativas a situaciones de este tipo existen y dependerán en cada caso de sus particularidades pero, por lo común,  no son expeditas.

El asesoramiento, los consejos financieros, el ahorro, las inversiones que garanticen un margen de estabilidad son salidas que frecuentemente escuchamos como salidas a este tipo de problemas. Sin embargo, la vía más recurrida a situaciones críticas está dada por la solicitud de crédito.

El crédito bancario bien utilizado da oxígeno a los ahogos que nos asfixian financieramente, pero los créditos formales están plenos de requisitos y poseen un tiempo de adjudicación que, dependiendo de nuestros apuros, puede llegar a ser demasiado lento.

Desde la década de los años 60 del siglo pasado se ha venido imponiendo un tipo de crédito que, en esta segunda década del siglo XXI, se ha transformado en la fórmula más recurrida de auxilio a problemas cotidianos, nos referimos a los microcréditos y, para ser más precisos, a los microcréditos online.

Ellos constituyen la manera más ágil para alcanzar ese espacio de tranquilidad que permite sosegar el ánimo y solventar las obligaciones materiales que puedan aquejarnos.

Sirvan como ejemplo los gastos de urgencia provenientes de enfermedades o accidentes, algún tipo de deuda, un imprevisto o un gasto que creamos necesario hacer y  que amerite el disponer de un recurso inmediato para solventar el apremio.

Los microcréditos son préstamos personales con poca cuantía y rápida gestión. Estas dos razones los convierten en la forma crediticia más demandada de la actualidad.

Tal popularidad se fundamenta en sus ventajas que, analizándolas detalladamente, no son pocas ni despreciables. Indudablemente que la rapidez con la cual son concedidos es uno de sus principales atractivos, ya que pueden otorgarse en períodos de tiempo que se contabilizan en horas.

Luego de un primer préstamo devuelto satisfactoriamente, los que puedan seguirle serán concedidos con mayor celeridad y, lo mejor, se puede consensuar la cancelación del microcrédito con la entidad financiera para que exista conveniencia en los plazos de pago.

Vale decir que otra de las razones es que los microcréditos online no requieren de un excesivo trámite, son expedientes que se abren con requisitos mínimos como ser mayor de edad, tener cuenta bancaria, teléfono móvil y residir en España. De acuerdo a las entidades donde sea solicitado los requisitos variarán pero en general son mucho menores que los solicitados en un crédito bancario formal.

Esta supresión del trámite burocrático nos lleva directo a otra gran ventaja que no poseen otros tipos de créditos y es que, al tener un monto bajo y eliminar papeleos, los microcréditos online amplían al máximo el horizonte de clientes potenciales, ya que incluyen a personas que, de otra forma, resultan desfavorecidos porque no alcanzan a reunir todos los prerrequisitos exigidos, por lo tanto, en esta modalidad prácticamente cualquiera llega a ser un aspirante válido a obtener uno.

Si a la facilidades antes mencionadas se les suma el hecho de que los datos del cliente mantienen su confidencialidad, porque las entidades financistas están normadas por la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD).

Además existen una variedad de formas de microcréditos ajustables a tus necesidades, como los microcréditos a personas en el listado de ASNEF, los préstamos para quienes no figuran en nóminas y, por último, que toda la gestión puede realizarse desde casa, desde la comodidad del hogar, comprenderemos la utilidad de estas financiaciones.

Los microcréditos online no sólo nos auxilian en situaciones comprometidas sino que representan la mejor oportunidad de extender, de hecho, el financiamiento a sectores económicamente deprimidos de la sociedad que, adecuadamente orientados en el uso de los recursos crediticios, pueden escalar paulatinamente en el mejoramiento de su desempeño económico y social.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA