Los médicos del 12 de Octubre aseguran que no hay “riesgo” tras el traslado de la UCI Pediátrica

Hospital 12 de Octubre
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La inundación de la UCI Pediátrica del Hospital 12 de Octubre tras la rotura de una tubería ha trastocado el día a día de pacientes y profesionales. Sin embargo, un grupo de médicos de la unidad ha afirmado que “en ningún momento” se ha puesto o se está poniendo en riesgo la seguridad de los menores trasladados a otras zonas del hospital público madrileño. Mientras tanto, las quejas de las enfermeras y de los propios familiares de los usuarios no se han hecho esperar.

A pesar de que, a través de una carta firmada por nueve facultativos –entre ellos el jefe de servicio y ocho médicos adjuntos de la UCI Pediátrica-, se reconoce que “las circunstancias” (es decir el traslado por la incidencia) obliga a que haya “más limitaciones en el espacio para familias y en las comodidades durante el ingreso”, los profesionales han querido “tranquilizar a los padres y familias de nuestro pacientes. “La asistencia se está realizando de forma correcta y responsable”, han insistido.

En este sentido, los médicos han recalcado que “la asistencia se realizar las 24 horas del día y los siete días de la semana”. Aun así, las críticas del personal de Enfermería han ido goteando con los días, sobre todo con las decisiones que ha tomado el centro en el traslado. Asimismo, personal de esta unidad, tal y como relató a EL BOLETÍN y a otros medios, viene alertando de la falta de medios y de los problemas que pueden darse.

SOS de las enfermeras de la UCI pediátrica inundada: “Si pasa algo grave, estamos vendidas”

Leer más

No obstante, los nueve facultativos han destacado que los pacientes están siendo atendidos “en dos unidades dotadas del material necesario”. Los médicos han apostillado que, pese a los imprevistos, “en ningún momento se está dejando de atender a pacientes graves ni en situaciones urgentes, con el consiguiente esfuerzo de todo el personal a todos los niveles”.

Por todo ello, los profesionales han recalcado que no hay ningún problema asistencial. “Sabemos que la situación requiere un máximo de comprensión y una actitud responsable y colaboradora por parte de todos para asegurar el máximo de calidad en la atención a nuestros pacientes y a sus familias”, han concluido los nueve médicos en su misiva.