Los líos judiciales de Liberbank ponen sobre aviso a la plantilla de Unicaja

Unicaja
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las cúpulas de Unicaja y Liberbank siguen negociando para intentar llegar a un acuerdo para una fusión que ya se frustró el año pasado. Pero si un arreglo para el reparto de poder ya es de por sí difícil en una operación de este tipo, los rumores de que el ceo de Liberbank, Manuel Menéndez, podría llevar las riendas de la futura entidad han levantado en armas a los sindicatos de Unicaja, puestos sobre aviso de las batallas judiciales que el ejecutivo mantiene con la representación laboral.

La voz de alarma la ha puesto la sección sindical de CCOO en Unicaja, con un durísimo comunicado en el que avisa de su “oposición frontal” a la fusión si no se modifica “el marco de relaciones ‘judiciales’ que impera, actualmente, en Liberbank”. El sindicato muestra su “desazón” y critica que desde que Menéndez cogió las riendas en Cajastur en 1995 “la política de Recursos Humanos de la entidad ha sido un ejemplo de lo que no hay que hacer: decisiones unilaterales sin negociar con la representación laboral e inaplicación de acuerdos y convenios lo que ha llevado a CCOO de Liberbank a tener que judicializar multitud de asuntos que han acabado en la Audiencia Nacional, donde nos han dado la razón una y otra vez”.

En contraste, la formación destaca que Unicaja “se ha caracterizado siempre por una política de dialogo, de comunicación aceptablemente fluida, de acuerdos firmados por la mayoría de la representación sindical que mejoran las condiciones laborales de la plantilla y que se respetan”. “CCOO nunca va a apoyar una forma de actuar caciquil y perjudicial para los intereses de la plantilla y, a la postre, de la propia entidad”, llega a decir.

“Confiamos en que los miembros del Consejo de Administración sean sensibles a estos argumentos y, si la fusión sale adelante, obren en consecuencia de cara al futuro”.

El comunicado ha tenido su respuesta por parte de la sección de CSI en Liberbank, que celebra que “nos alegra comprobar que los sindicatos de Unicaja se hacen eco de las denuncias acerca del irrespirable clima laboral de Liberbank”.

“Como trabajadores que conocemos en vivo y en directo la nefasta manera de actuar del consejero delegado de Liberbank y que, además, en nuestro caso, hemos denunciado sus continuos atropellos y nos hemos enfrentado a su despótico modelo de dirección, consideramos que hace mucho tiempo que debería haber sido apartado de cualquier puesto directivo y hace mucho tiempo que sus nefastas gestión tendría que haber sido investigada para deslindar responsabilidades”, señala la formación sindical.

Como ejemplo, CSI señala que “el consejero delegado de Liberbank ha decidido seguir aplicándonos los recortes unilaterales que han sido anulados por la Audiencia Nacional, por medio de los cuales descuenta de nuestros salarios 1.300.000 euros al mes, mientras sigue empeñado, a pesar de la pandemia, en seguir pagando dividendo a sus patronos de los fondos buitre”.