Los líderes de la UE expresan su «solidaridad total» con España por la llegada masiva de migrantes a Ceuta

Pedro Sánchez y Charles Michel

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, junto al presidente electo del Consejo Europeo, Charles Michel.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha recibido este lunes la «solidaridad total» del resto de la Unión Europea por la llegada irregular de varios miles de migrantes esta semana a Ceuta desde Marruecos, después de que el jefe del Ejecutivo español informara al resto de líderes de la UE de lo ocurrido esta semana en la ciudad autónoma.

«Reafirmamos la solidaridad total europea con el Gobierno y las autoridades españolas en la cuestión migratoria», ha indicado el presidente del Consejo europeo, Charles Michel, en una rueda de prensa al término de la primera jornada de cumbre.

«La protección y la seguridad de la frontera española es también la de las fronteras de la Unión Europea», ha continuado Michel, retomando así el mensaje expresado por las instituciones de la UE al día siguiente de las primeras llegadas a Ceuta, cuando avisaron a Rabat de que debía retomar el control de la frontera para cumplir con su compromiso de gestión migratoria.

Los líderes de la UE tenían previsto abordar distintos asuntos de la política exterior común durante la cena de este lunes, incluida una discusión sobre migración a petición de Italia, preocupada por el bloqueo en las negociaciones a Veintisiete para reformar la política de asilo y migración de la UE.

Michel ha querido aclarar al término de la sesión que finalmente no se ha producido un debate de fondo sobre la cuestión migratoria, aunque a la luz del interés de varios mandatarios por retomar de manera exhaustiva la cuestión, este punto será formalmente incluido en un próximo Consejo europeo.

En cualquier caso, Sánchez ha aprovechado el punto breve sobre migración para informar a sus socios sobre los detalles de la crisis abierta con Marruecos esta semana, después de que miles de inmigrantes cruzaran de manera ilegal a Ceuta con la connivencia de las autoridades marroquíes.

La intervención de Sánchez, sin embargo, no ha dado pie a ningún debate ya que los asuntos migratorios han quedado aplazados para otro Consejo europeo, ha recalcado Michel.

Fuentes del Gobierno habían adelantado que Sánchez no tenía interés por provocar un debate sobre lo sucedido en Ceuta porque consideraba que la primera reacción de las instituciones fue suficiente y porque creen que el modelo de gestión migratorio creado con Marruecos da buenos resultados.

En declaraciones a su llegada a la cumbre europea, Sánchez aprovechó para –en una breve declaración sin preguntas– agradecer la rápida reacción de la Unión Europea al apoyar a España y recalcar que el incidente afectaba a la Unión Europea porque la frontera con Ceuta lo es también con el bloque comunitario.

También lanzó un aviso a Rabat desde Bruselas al recalcar que para Marruecos «no hay mayor ni mejor aliado dentro de la UE que España» para defender los intereses estratégicos «tan importantes para Marruecos y tan necesarios también para la UE».