Los CDC advierten de la posibilidad de que EEUU sufra «otro incremento evitable» de contagios de coronavirus

Una persona en Nueva York durante la pandemia de coronavirus

Una persona en Nueva York durante la pandemia de coronavirus - Foto: Jonathan Alpeyrie

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), Rochelle Walensky, ha trasladado este lunes su preocupación por que Estados Unidos sufra «otro incremento evitable» de contagios de COVID-19, si se relajan las restricciones impuestas para frenarla.

«La continua relajación de las medidas de prevención mientras los contagios continúan altos y mientras variantes preocupantes están propagándose por todo el país es una amenaza grave al progreso que hemos hecho como nación», ha alertado Walensky en rueda de prensa, informa la cadena de televisión CNN.

En este sentido, la directora de los CDC ha puesto de relieve que los estados del país registran una creciente proporción de casos de variantes del SARS-CoV-2 y de dos variantes nuevas –la B.1427 y la B.1429 se encuentran detrás del 52 por ciento de las infecciones en California, el 41 por ciento en Nevada y el 25 por ciento en Arizona–.

«Estamos en un punto crítico en esta pandemia», ha señalado Walensky, pidiendo que, como país, es necesario decidir qué camino tomar para evitar un resurgimiento de los casos. «Tenemos que actuar ahora y estoy preocupada por si no emprendemos ahora las acciones correctas, tendremos un otro repunte evitable, como el que estamos viendo en Europa», ha remachado.

Estados Unidos ha vivido durante los últimos días una disminución significativa en sus contagios por COVID-19 y en los fallecimientos a causa de la enfermedad. El domingo, las autoridades sanitarias estadounidenses confirmaron más de 33.600 contagios y 433 decesos.

Como el país más afectado por la pandemia del mundo, hasta el momento ha contabilizado más de 29,8 millones de personas infectadas, mientras que más de 542.000 han muerto por COVID-19.