Los brókeres chipriotas que vendan CFD en España deberán advertir de sus riesgos

CNMV
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El doble rasero para la comercialización de productos de inversión de alto riesgo ha terminado en España. Los brókeres chipriotas tendrán que advertir igual que sus colegas europeos de las características de productos especulativos como los contratos por diferencia (CFD) y recabar la autorización expresa de sus clientes.

En lo sucesivo, a la hora de comercializar ciertos productos de alto riesgo, las casas de inversión chipriotas tendrán las mismas obligaciones al respecto que sus vecinos al operar en el mercado español. Así lo ha anunciado el supervisor del país insular, que ha atendido las exigencias que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) le había extendido hace unas semanas.

La Comisión de Bolsa y Valores de Chipre (CySEC, por su acrónimo en inglés), ha difundido una circular para que comiencen a aplicar las medidas de protección al inversor minorista ideadas por su homóloga española. Estas serán de aplicación en lo sucesivo para contratos financieros por diferencia (CFD), móviles sobre divisas con apalancamientos superiores a las diez veces (que pueden provocar pérdidas por diez veces el capital inicial) y las cada vez más populares opciones binarias.

El supervisor chipriota, que ha sido señalado por otros organismos de distintos países europeos por motivos similares, advierte a las casas de inversión del país de los principales puntos de esta normativa de nueva aplicación para sus vigiladas. Entre estos, la obligación de recabar una instrucción autógrafa o grabada de los particulares a los que se colocan estos productos en la que han de afirmar que conocen su funcionamiento y riesgos.

Además, la publicidad asociada a estos productos deberá contener en adelante las mismas advertencias que se exigen a los operadores españoles. Estas medidas deberán adoptarse como tarde el próximo 17 de junio, fecha en la que se cumple un mes de la presentación de esta circular que ya invita a aplicar los requerimientos de la CNMV “tan pronto como sean practicables”.

El pasado mes de marzo, el presidente del supervisor español, Sebastián Albella, ya adelantó que junto a sus equivalentes en otros países del Viejo Continente se estaba trabajando en una posición conjunta frente a las casas de inversión chipriotas que comercializan estos productos sin atender a las normas vigentes en cada mercado. “No vamos a ser tímidos”, aseveró.