Los bancos españoles ‘se quedan atrás’ en la vuelta a la normalidad en Europa

Banco Central Europeo BCE

Sede del Banco Central Europeo (BCE)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los bancos del norte de Europa ya han comenzado a liberar parte de las provisiones realizadas para afrontar la crisis del covid-19. Sin embargo, entidades del sur, como las españolas e italianas, tendrán más difícil seguir este camino y de hecho podrían tener todavía que realizar dotaciones significativas, de acuerdo con un análisis de S&P Global.

Los bancos del norte de Europa aumentaron sus provisiones para pérdidas de préstamos en sus resultados de fin de año de 2020, señala Osman Sattar, analista de S&P Global Ratings. “Vimos a finales de año que el aumento de las provisiones fue mayor sobre todo en los bancos de Reino Unido, Irlanda y Países Bajos y no tan alto en algunos de los bancos italianos y españoles”, añade.

El escenario base de Sattar pasa por que una adopción generalizada de las vacunas para el tercer trimestre de 2021, junto con el supuesto de que las variantes del covid-19 no desbaraten el levantamiento gradual de las medidas de bloqueo, puedan suponer una mayor liberación de provisiones en los bancos del norte de Europa. Sin embargo “en algunos de los bancos del sur de Europa que cubrimos puede que eso no ocurra porque puede que no hayan realizado las provisiones que tenían los otros bancos”.

En todo caso, S&P Global cree probable que los gastos de provisiones de los bancos sigan siendo elevados en 2021, antes de reducirse más significativamente en 2022.

Avales públicos

El contraste entre los bancos del norte y del sur de Europa no se debe necesariamente a una diferencia en la concesión de préstamos con garantía estatal frente a la pandemia, destaca la agencia. “La captación de préstamos garantizados por el Estado ha variado en las distintas jurisdicciones, así que no creo que esa sea la causa. Las provisiones en la cartera de préstamos existente tienen, con mucho, el mayor peso”, señala Sattar.

De hecho, la provisión de préstamos con garantía estatal se concentra hasta ahora en seis países repartidos por toda Europa, dijo Sattar. Se trata de España, Italia, Polonia, Francia, Portugal y Reino Unido, y el volumen medio de este tipo de préstamos es del 1,25% del PIB, aunque tanto España como Italia tienen un porcentaje mucho mayor que, por ejemplo, el Reino Unido.

Sattar avisa de que si la implantación de la vacuna no avanza según lo previsto, eso podría exponer las debilidades de los bancos.

“Puede haber áreas de riesgo en las carteras de crédito que aún no estén cubiertas por las provisiones debido al apoyo que se ha prestado y que luego salgan a la luz, y podría haber un pequeño repunte en las provisiones como resultado”, explica.