Los bancos españoles ganaron 15.125 millones de euros en 2021

José María Roldán, presidente de la AEB

José María Roldán, presidente de la AEB

Los bancos españoles obtuvieron un beneficio atribuido de 15.125 millones de euros en 2021, frente a pérdidas de 6.955 millones de euros registradas el ejercicio anterior por las medidas que adoptaron las entidades en ese año ante los posibles efectos adversos de la pandemia de Covid-19 sobre la economía, según ha informado este martes la Asociación Española de Banca (AEB).

La asociación explica que la mejora de los márgenes recurrentes de la cuenta de resultados y de las menores necesidades de provisiones y saneamientos, tras el significativo esfuerzo realizado el año anterior, serían las causas del retorno a beneficio en 2021.

El margen bruto, que representa la totalidad de los ingresos obtenidos, aumentó un 4,5% con respecto a 2020, hasta superar los 78.000 millones de euros, gracias a la mejora de intereses y de los mayores ingresos netos por comisiones, que habrían aportado un incremento de más de 1.500 millones de euros cada una.

AEB también destaca que la banca experimentó un incremento de los gastos de explotación del 2,6% en relación con el ejercicio precedente, si bien la ratio de eficiencia se situó al término de 2021 en el 48,1%, frente al 48,9% registrado en 2020.

El «elevado volumen» de provisiones y saneamientos extraordinarios realizados en 2020, junto a la contención de la morosidad del crédito y la favorable evolución de la actividad económica a lo largo de 2021, «han permitido reducir significativamente el importe de dotaciones».

Así destaca que, con un gasto por impuestos similar a 2020 y nos mejores resultados extraordinarios, el resultado del ejercicio se elevó hasta los 17.632 millones de euros, situándose la rentabilidad del capital (ROE) en el 9%.

BALANCE CONSOLIDADO

El agregado de los balances consolidados de los bancos de la AEB ascendió a 2,77 billones de euros a 31 de diciembre, con un crecimiento interanual del 2,33%.

El crédito a la clientela suponía al cierre del ejercicio un volumen de 1,59 billones de euros, casi 81.000 millones de euros más que en 2020, lo que supone un 5,3% más.

La ratio de morosidad del crédito se redujo desde el 3,69% de diciembre de 2020, hasta el 3,64% a cierre de 2021, con una cobertura del 70% de los activos dudosos, frente al 75% del año anterior.

Los depósitos de la clientela aumentaron un 7% en 2021 y, a 31 de diciembre, alcanzaban un saldo de 1,58 billones de euros, con lo que la ratio de créditos sobre depósitos (LTD, por sus siglas en inglés) se situó en el 101%, frente al 102% de un año antes.

Los bancos mantienen desde 2020 una posición neta prestamista frente a bancos centrales y entidades de crédito, que a cierre de 2021 presentaba un saldo en términos netos de 112.000 millones prestados.

Los fondos propios representaban, a cierre de diciembre de 2021, el 7,6% de los activos, con un incremento anual del 3,9%. En este sentido, los bancos alcanzaron una ratio CET1 ‘fully load’ del 12,3%, lo que supone 45 puntos básicos por encima de año anterior.

NUEVA PRESIDENTA DE LA AEB

La Asamblea General de la AEB, que se ha celebrado este martes, ha acordado por unanimidad elegir a Alejandra Kindelán nueva presidenta de la asociación en sustitución de José María Roldán, que hoy se despide como máximo responsable de la patronal.

Kindelán estará al frente de AEB por un periodo de cuatro años. Su candidatura ha sido elevada a la asamblea sobre la base de la propuesta consensuada de los cinco mayores bancos de la asociación con presencia en su consejo.

La nueva presidenta ha agradecido a las entidades el apoyo recibido y a Roldán el trabajo realizado durante su mandato como presidente de la AEB.