La caída del peso eleva un 25% la deuda de Pemex

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La caída que en el primer trimestre del año registró el peso mexicano frente al dólar ha impactado de lleno en las finanzas de Pemex, al elevar la deuda total de la compañía un 25% respecto al mismo periodo del 2008. Aunque los expertos esperan que en los próximos meses el billete verde se debilite frente a la divisa azteca, las autoridades financieras tienen claro que los problemas con el tipo de cambio dificultarán el compromiso de la compañía de invertir 20.000 millones de dólares este año.

En una conferencia telefónica con analistas para dar a conocer los resultados del primer trimestre de 2009, Esteban Levin, director corporativo de Finanzas de la petrolera, quiso tranquilizar a los inversores al asegurar que la determinación del gasto de capital se llevó a cabo en 2008, cuando el precio del crudo se mantenía elevado, de manera que habría espacio para maniobrar y reducir el costo de las inversiones.
Pemex registró una pérdida neta de 27.000 millones de pesos durante el primer trimestre de 2009 principalmente por la caída en los precios internacionales del crudo y el desfase del peso frente al dólar, que provocó una disminución en sus ventas de 29,6%.

La fluctuación en el tipo de cambio ocasionó a la compañía una pérdida cambiaria valorada en 11.800 millones de pesos en el primer trimestre. Carlos Morales Gil, director de la subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP), también explicó que a causa del desfase entre el peso y el dólar se han retrasado algunos de los pagos de la paraestatal a sus proveedores y contratistas.
Sin embargo, quiso dejar claro que este retraso no se debe a una insuficiencia de recursos económicos por parte de la petrolera nacional. «No se trata de una falta de fondos para pagar las facturas, y esperamos corregir la situación en la medida en que el tipo de cambio se estabilice más durante el segundo trimestre».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA