Las subvenciones de Cifuentes contra el VIH: se anuncian que son de 2017, pero son pagos atrasados

Cristina Cifuentes en la presentación de la 8ª Gala Sida
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

“Se aprueba la convocatoria para el año 2017 de subvenciones destinadas a entidades sin ánimo de lucro de la Comunidad de Madrid, dirigidas a la financiación de proyectos de carácter asistencial en favor de personas afectadas por el VIH/SIDA”. Este anuncio publicado este lunes en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM) deja entrever que el Gobierno de Cristina Cifuentes, tras varios años de impagos, conseguiría, casi por vez primera, estar al día a la hora de abonar las subvenciones a las organizaciones que combaten el VIH. Nada más lejos de la realidad.

La letra pequeña de la convocatoria desvela que, en realidad, la Comunidad de Madrid comenzará a abonar los proyectos desarrollados “entre el 1 de enero de 2015 y el 31 de diciembre de 2016”. De esta manera, se iniciarán los trámites para que las entidades empiecen a recibir la subvención que no han visto con retraso, eso sí, siempre y cuando sus trabajos hubieran seguido las líneas de actuación marcadas por el Ejecutivo autonómico.

“Es una desfachatez que Cifuentes se presente en la Gala del SIDA con Miguel Bosé para hacerse las fotos y desde hace dos años que no les paga a las ONGs las subvenciones para la prevención del VIH”, reprocha Carla Antonelli, diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid, a ElBoletín.com, que recuerda las múltiples denuncia de su grupo y las falsas promesas del Ejecutivo regional. Mientras, las organizaciones que trabajan contra la enfermedad tienen que ir sobreviviendo a la espera de esta convocatoria.

La promesa que siempre se escabulle

De la misma manera, los anuncios del consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, no han ido cumpliendo los plazos prometidos. Ante las preguntas parlamentarias de Antonelli por los impagos y las peticiones de las propias organizaciones, el Gobierno regional se comprometió en febrero de 2016 a abonar “a lo largo del segundo trimestre” de ese mismo año las subvenciones de 2015, tal y como se aprecia en un teletipo de Europa Press.

Un mes más tarde, el 15 de marzo de 2016, después de que Sánchez Martos se reuniese con las entidades madrileñas de la Coordinadora Estatal de VIH y Sida, se lanzaron nuevos titulares. Aparte de comprometerse a crear el Observatorio Madrileño del VIH y sida, el titular de Sanidad trasladó a las ONGs que en ese mes de abril se haría efectivo el pago de las subvenciones de los proyectos de carácter asistencial correspondiente a este mismo año y también pendientes de abono a las organizaciones.

Sin embargo, el paso de los meses llevó consigo la evaporación de la promesa y un nuevo recordatorio de Antonelli. De hecho, Sánchez Martos se ha ganado este año el Ladrillo Rosa del Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM) por los “retrasos en las llegadas de las subvenciones para los tratamientos, atención y la prevención del VIH”. Y la paciencia no es buena compañera de viaje del bolsillo de estas entidades sociales.

“Muchas organizaciones sin ánimo de lucro terminaron en bancarrota, tras no recibir las ayudas que se les prometieron. En estos momentos, las ONGs Colectivo San Blas y HETARIA se encuentran, por esta causa, en una situación dificilísima”, alertó la diputada del PSOE a inicios de este mes de julio. Un escenario que sigue dándose, como ha confirmado Antonelli a este medio: “Las subvenciones de 2017 aún no se han convocado y las ONGs ya están trabajando. Así no se puede innovar y se termina el colchón”.

El pago de las subvenciones de 2015 y 2016 ya se había convertido en la eterna promesa. El tiempo no se frenaba. La enfermedad tampoco. Según recalcaron desde el PSOE, los últimos datos del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid, referentes a 2014, hablan de que en ese año ya hubo una media de 4,2 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 3,6 de 2013, produciéndose el primer repunte desde 2010. Cifuentes insiste: su Gobierno quiere ser “altavoz” de la lucha contra el VIH.

Por el momento, las entidades sin ánimo de lucro que están trabajando en este 2017 en proyectos para prevenir la enfermedad tendrán que seguir a la espera.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish