Las empresas hacen acopio de efectivo a la espera de la ansiada recuperación

Monedas y billetes

Billetes y monedas de euro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En un entorno de gran incertidumbre, la crisis del Covid-19 ha disparado la concentración de efectivo entre las empresas europeas, en niveles superiores a los alcanzados en anteriores crisis y a la espera de disparar la inversión en cuanto llegue la recuperación.

“En general, las empresas no financieras tienen ahora reservas de efectivo equivalentes a tres meses de facturación, más de medio mes por encima de las medias anteriores a la crisis, y son los sectores y las empresas más ricos los que se han enriquecido aún más”, señalan los analistas de Allianz en un informe.

Tras aumentar considerablemente en 2020 en la mayoría de los países europeos, “el efectivo de las empresas no financieras (NFC) se ha estabilizado en niveles elevados durante los últimos meses”, apuntan los expertos de la aseguradora.

No obstante, hay notables diferencias entre países. “En Francia, los depósitos totales de las NFC suponen un alivio de tesorería de más de cuatro meses de facturación, cerca de un mes más que los niveles anteriores a la crisis, mientras que en el Reino Unido equivalen a cerca de 3,2 meses, unos 18 días por encima de los niveles anteriores a la crisis”.

“Dada la continuidad de los ligeros cierres en los principales países europeos durante los últimos meses, las posiciones de efectivo se han mantenido bastante rígidas, lo que aumenta los riesgos al alza para las inversiones defensivas y ofensivas en 2021”, apunta Allianz.

Por otro lado, si se observa la evolución de las posiciones de efectivo totales en términos relativos dentro de los países, “sectores como el industrial (principalmente en Italia, España y, en cierta medida, el Reino Unido) y los bienes de consumo (principalmente en Francia y Alemania) representan la mayor parte del atesoramiento de efectivo de las empresas cotizadas”.

Sin embargo, en este caso el aumento del acaparamiento de efectivo “también ha resultado ser desigual dentro de cada sector, en beneficio de las empresas ya más ricas”. “En los principales países europeos, los diez primeros aumentos de la cantidad de efectivo fueron sistemáticamente superiores al aumento medio en términos relativos, lo que implica una mayor concentración de efectivo”, destacan los autores.

Si se observan los datos financieros disponibles a principios de abril, las empresas que comunicaron los diez mayores aumentos de efectivo en 2020 registraron un incremento del +56% (frente al +45% de la media de la UE) y acapararon casi la mitad del efectivo total de las empresas cotizadas. En vista de ello, “los gobiernos ya han empezado a aplicar estrategias progresivas de salida de las medidas de apoyo fiscal generalizadas”, concluye Allianz.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish