Las empresas españolas disparan un 85% su beneficio por la subida de precios y la mejora del PIB

Billetes euro

Billetes de euro

Las empresas no financieras experimentaron un fuerte incremento del 84,6% de su resultado ordinario neto durante el primer semestre del año, en línea con la progresión del 88% contabilizada en el mismo período del ejercicio precedente, según los datos publicados este jueves por el Banco de España.

Este significativo aumento de los beneficios se produjo en un entorno de subidas “a una tasa muy alta” de la facturación de las empresas, como consecuencia de la recuperación de la actividad y de “la capacidad que han tenido muchas empresas de trasladar una parte importante del repunte de sus costes a los precios de venta”.

“A pesar del notable avance de los costes de producción, los excedentes empresariales se expandieron a un ritmo muy elevado y se registraron ya niveles muy similares o incluso algo superiores a los existentes antes de la crisis del Covid-19”, destaca el organismo en un artículo analítico. El resultado ordinario neto de las empresas ya se sitúa un 6,7% por encima del nivel previo a la pandemia.

Entre enero y junio, las empresas no financieras dispararon un 120% el resultado del ejercicio, mientras que el resultado económico bruto mejoró un 35,1% (24,6% en el mismo período del año previo), al tiempo que los ingresos financieros se incrementaron un 51,1% (-9,2% en 2021).

Por actividades, el mayor incremento del resultado ordinario neto se produjo en la industria (179,1% más), seguido por el comercio y hostelería (141,3% más). Mientras, en el caso de la energía se redujo un 74,% y en información y comunicaciones, un 6,2%.

Al cierre del primer semestre del ejercicio actual, el valor añadido bruto al coste de los factores experimentó una progresión del 18,8%, en comparación con el avance del 10,5% de dichos meses del año precedente.

En términos de rentabilidad, la ordinaria del activo neto (antes de impuestos) aumentó un 3,6% en la primera mitad del año, respecto al 2,4% de mejoría del mismo período de 2021, mientras que la rentabilidad ordinaria de los recursos propios subió un 5,4% (+3,1% en 2021).

EL EMPLEO CRECE UN 3,7% Y SUBEN LOS FIJOS

Por otro lado, el documento publicado por organismo dirigido por Pablo Hernández de Cos pone de manifiesto que las empresas no financieras aumentaron un 3,7% el volumen de empleo medio efectivo en la primera mitad del ejercicio, en comparación con la subida del 2,6% de un año antes.

No obstante, las plantillas medias de estas compañías se situaron un 1,3% por debajo de los niveles de empleo anteriores a la pandemia. Así, el informe apunta que el incremento del empleo fue consecuencia «exclusivamente» de la progresión de trabajadores fijos (+5,2%), ya que el personal temporal descendió un 6,2%.

Entre enero y junio de este año, los gastos de personal de este tipo de empresas se anotaron un incremento del 6,4%, frente al aumento del 2,1% contabilizado durante el primer semestre del ejercicio pasado.