Las ciudades españolas, con una calidad del aire inferior a lo recomendado por la OMS

Contaminación

Contaminación

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Contaminantes como las partículas finas suspendidas en el aire están vinculadas con una reducción de la esperanza de vida y sensación de bienestar, al tiempo que pueden provocar o agravar muchas enfermedades respiratorias y cardiovasculares crónicas y agudas.

De acuerdo con Eurostat, en 2019, la concentración media anual de partículas finas (PM2,5) en las zonas urbanas de la Unión Europea se situaba en 12,6 μg / m3. Aunque este tipo de contaminación atmosférica ha estado durante varios años por debajo del límite establecido a partir de 2015 (25 μg/m3 de media anual), siguen existiendo importantes focos de contaminación atmosférica. Además, a pesar del descenso gradual de los últimos años, sigue estando por encima del nivel recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de 10 μg/m3 de media anual.

Entre los países de la UE, la concentración media anual de partículas finas (PM2,5) es más alta en las zonas urbanas de Bulgaria (19,6 μg/m3) y Polonia (19,3 μg/m3), mientras que es más baja en las zonas urbanas de Estonia (4,8 μg/m3), Finlandia (5,1 μg/m3) y Suecia (5,8 μg/m3).

Las ciudades españolas presentan de media una concentración de partículas finas de 11,8 μg/m3, por debajo de la media europea pero por encima de las recomendaciones de la OMS.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA