La subida de los salarios registra mínimos históricos en plena escalada de la inflación en Europa

Empleo trabajo cocina cocinero paro

Trabajadores de un restaurante

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La subida récord de la inflación en 2021 no solo no se reflejó en los salarios de los trabajadores, sino que las remuneraciones registraron su menor alza desde la creación de bloque monetario. Así lo señala en un informe Oxford Economics, que espera un fuerte repunte el próximo año, aunque sin riesgo (de momento) a los temidos efectos de segunda ronda.

“A pesar de la inflación más alta de todos los tiempos, los datos recientes no muestran signos de una espiral de precios salariales en la eurozona”, señala Katharina Koenz, analista de Oxford Economics. De hecho, los salarios básicos se ralentizaron hasta alcanzar un mínimo histórico en 2021, en consonancia con el modelo de Oxford basado en la curva de Philips. No obstante, “nuestro modelo también sugiere que veremos una fuerte recuperación en 2022”. “Los salarios negociados, que cubren alrededor del 60% de los empleados de la eurozona, parece que crecerán un 2,6% interanual en 2022, el mayor crecimiento desde 2009”, señala la experta.

El fuerte repunte de los salarios este año “reflejará principalmente el aumento de la inflación, así como la recuperación del bajo crecimiento salarial del año pasado”. En diciembre, los precios de consumo de la eurozona se dispararon hasta el 5,0% interanual, un nuevo máximo histórico, empujados por el aumento de los precios de la energía y los cuellos de botella en la cadena de suministros.

No habrá efectos de segunda ronda

“Dado que la inflación pasada y la actual actúan como un indicador de las expectativas de inflación de los hogares, esto crea una presión al alza en las negociaciones salariales”, explica Koenz. “Sin embargo, la presión de los precios elevados solo se dejará sentir en la primera mitad de 2022, con una inflación media del 2,8% anual, que luego se reducirá” hasta una tasa del 1,3% en el segundo semestre, de acuerdo con los cálculos de Oxford, que considera “poco probable” que surjan los temidos efectos de segunda ronda.

Además, “creemos que la recuperación, sólo gradual y desigual, de los mercados laborales debería limitar el crecimiento global de los salarios”. La tasa de desempleo ‘en la sombra’ de la eurozona, que incluye a los subempleados, a los trabajadores marginales y a los desanimados, “sigue siendo elevada”, teniendo en cuenta que la media de horas trabajadas sigue estando por debajo de sus niveles prepandémicos, a pesar de que la tasa de participación y la tasa de desempleo se han recuperado. Asimismo, “tanto el sector manufacturero como el de los servicios pueden recurrir a recursos laborales sin explotar, ya que el empleo en ambos sectores sigue estando en torno a un 2% por debajo del nivel prepandémico”, apunta la experta que piensa que “la posibilidad de recurrir a esta reserva de trabajadores debería frenar la presión salarial”.

Oxford Economics sí piensa que los aumentos salariales y de empleo deberían ser “lo suficientemente fuertes” como para apoyar una recuperación gradual de la renta real de los hogares en los próximos años.