La renovación del CGPJ aumenta la tensión entre Sánchez y Casado: “A mí no me presiona nadie”

Pablo Casado
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) propuesta por el Gobierno no gusta nada al PP. Así lo ha dejado claro este miércoles su líder, Pablo Casado, en una tensa sesión de control en la que ha endurecido –todavía más- su tono contra el presidente Pedro Sánchez. Además de pedir nuevamente el cese de Pablo Iglesias, el popular ha denunciado la “reforma a la polaca del Poder Judicial”. “A mí no me presiona nadie, y menos alguien como usted”, ha advertido.

“Me puedo entender con ellos –Podemos- para aprobar un ingreso mínimo vital, pero nunca para que los jueces estén a sueldo de Iglesias y de Monedero”, ha asegurado Casado, que ha exigido al jefe del Ejecutivo que “expulse del proceso” a la formación morada. Según el líder del PP, la reforma del CGPJ “liquidaría la separación de poderes” y ha anunciado que “mientras no retire ese atropello legal no hay nada que pactar”.

Es más, Casado ha reiterado que de no rectificar su partido acudirá al Tribunal Constitucional, así como a instituciones europeas, para frenar este “atropello”. “No permitiremos que meta de caballo de Troya contra nuestro sistema constitucional a un partido imputado”, ha asegurado el popular, que ha llamado a no poner en “riesgo” los fondos de reconstrucción de la UE.

Dicho esto, ha instado a Moncloa a retirar el estado de alarma decretado en Madrid, ya que de no hacerlo “su soberbia le va a jugar una mala pasada”.

Por su parte, Pedro Sánchez ha lamentado que “una semana más, un pleno más” Casado haya hecho “otra retahíla de insultos” en el hemiciclo y ha dejado claro que el vicepresidente segundo Pablo Iglesias tiene su “más absoluta confianza”. “Este es un Gobierno que no tiene ni procesados, ni condenados ni imputados, a diferencia de cuando ustedes gobernaban con siete ministros procesados y tres condenados”, ha remarcado.

Asimismo, ha destacado que “desde que lidera el PP” esta formación se ha convertido en un “partido antisistema” con una oposición “crispada, provocadora”. Algo ante lo que Sánchez ha pedido a Casado que rectifique.

El tono crispado y bronco ha sido la nota dominante de esta sesión de control al Gobierno en el Congreso, la primera tras decretarse el estado de alarma, que se produce en vísperas de que el ministro Salvador Illa detalle esta decisión este jueves en la Cámara.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA