La prestación del paro podrá compatibilizarse con el trabajo en el campo

María Jesús Montero y Luis Planas
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno ha puesto en marcha un plan para contratar entre 75.000 y 80.000 trabajadores en el campo español y asegurar así el abastecimiento evitando una subida de los precios en plena batalla contra el coronavirus. El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha explicado que este trabajo se podrá compatibilizar con el cobro del paro u otra prestación.

La cadena alimentaria está funcionando “de manera correcta”, ha explicado Planas, “hemos conseguido que el abastecimiento sea regular en cantidad y calidad de los alimentos”, por lo que “la situación se puede considerar de práctica normalidad”. No obstante, existen “problemas derivados del confinamiento” para cubrir un trabajo que normalmente se suplía con trabajadores de otros países. “Esa posibilidad está claramente restringida y hemos tenido que adoptar decisiones para proveer de trabajadores” al sector agrario, ha explicado.

Planas ha asegurado que las necesidades de trabajadores se cifran entre 75.000 y 80.000 personas. La cifra se sitúa por debajo de los entre 100.000 y 150.000 adelantados la semana pasada por el propio ministro, que ha matizado que en ese caso se refería a contratos más que a trabajadores: “Algunos trabajadores pueden tener más de un contrato” durante la temporada, ha explicado.

“Hemos establecido unas normas en materia de proximidad”, ha explicado el titular de Agricultura, en referencia a que los trabajadores deberán ser contratados “en el mismo término municipal o los colindantes” con el objetivo de limitar lo máximo posible los desplazamientos “nocivos” para la lucha contra el coronavirus.

El Gobierno abre la oferta de empleo también a las personas en “situación de paro” o aquellas que se encuentren “actualmente cobrando un subsidio agrario o una prestación por desempleo”. Estas prestaciones “podrán compatibilizarse de manera extraordinaria” con el trabajo efectuado hasta el 30 de junio. Las únicas excepciones serán los trabajadores afectados por un ERTE o los autónomos con ayudas por disminución de actividad debido a la crisis del coronavirus.

También se buscará a residentes extranjeros en España en situación legal pero “cuyo permiso de trabajo pueda concluir antes del 30 de junio”, y a ´”jóvenes extranjeros de entre 18 y 21 años a los que se podrá facilitar el permiso de trabajo”

El contrato de trabajo “será por escrito”, con los términos recogidos en el convenio o en su perjuicio el salario mínimo interprofesional, “y a los efectos de mayos transparencia” el pago se realizará “mediante transferencia bancaria”.