La precariedad de los médicos de Atención Primaria, ante los tribunales

Sede del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM)
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Falta de profesionales, ausencia de medios, sobrecarga asistencial… El día a día de los médicos y pediatras de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid ya estaba marcado por la precariedad antes de la crisis del covid-19. Una realidad, la que se vive en los centros de salud, que ha empeorado con la pandemia y que lleva a que estos sanitarios logren sacar su trabajo ‘a duras penas’. Esta situación llega ante los tribunales en forma de demanda colectiva.

El Tribunal de Justicia de Madrid acoge este martes el juicio por la demanda presentada por el sindicato AP Se mueve para reclamar unas condiciones “dignas y seguras” para estos profesionales sanitarios. El mencionado nivel de sobrecarga, con multitud de citas diarias y otras tantas decenas y decenas telefónicas, unido a la necesidad de una mayor plantilla merman la salud de muchos médicos de familia. El estrés es la nota dominante en las plantillas de gran parte de los centros de salud de la región. Más aún ahora, con los casos de coronavirus disparados de nuevo en esta tercera ola, que prácticamente no ha dado un respiro al sistema sanitario.

Casi dos años después de que trasladaran sus “propuestas de mejora” a los partidos con representación en la Asamblea de Madrid, ahora este tema está en los tribunales. Y es que, han visto cómo no se les ha escuchado durante todo este tiempo. “Hemos pedido reuniones al consejero (Enrique Ruiz Escudero) y jamás ha sacado tiempo para reunirse con nosotros”, critica Mar Noguerol, portavoz del sindicato y médico de familia en declaraciones a EL BOLETIN.

Según explica, la actual sobrecarga asistencial “genera problemas importantes” tanto en la calidad como en la seguridad del paciente y del propio profesional, ya que, por ejemplo, se están dedicando entre 5 y 7 minutos para atender a las personas. Esto se traduce en “una atención inadecuada”. En su opinión, el tiempo debería ser el doble, 12 minutos.

La Atención Primaria, recuerda Noguerol, asume desde los procesos agudos hasta los crónicos, pasando por la realización de pruebas diagnósticas o la atención precoz del covid. “Tantas y tantas tareas que la lista es interminable”, afirma, y defiende que se necesitan 600 médicos de familia y 150 pediatras más para que haya una “atención medianamente digna”. Para esto se requiere inversión. Algo en lo que la Comunidad está a la cola. “Somos la última autonomía en porcentaje de inversión”, destaca, con entre el 10% y el 11% del gasto global en Primaria de los Presupuestos regionales. Frente a esto, en otras comunidades esta cifra llega al 15%.

A esto hay que añadir la “fuga continua” de profesionales sanitarios, que se van de Madrid a otras regiones o países debido a las malas condiciones laborales que se les ofrecen.

Más tiempo para los pacientes, conciliación, revisión salarial…

Los objetivos de AP Se mueve con esta demanda pasan por tener más tiempo para poder atender al paciente. En concreto, quieren que se establezca un “tiempo mínimo”, que estiman en 12 minutos por paciente. También piden un número máximo de pacientes atendidos en una jornada laboral, que cifra en 28 por jornada, y que se “redimensionen” los cupos de pacientes por profesional con “criterios racionales, públicos y transparentes que permitan los puntos anteriores, ponderando su tamaño por edad, morbilidad, número de pacientes complejos e inmovilizados, nivel socioeconómico, dispersión y ruralidad”.

Suplir a los “profesionales ausentes al 100%” y que se refuercen los equipos en las épocas de mayor demanda, el fin de la precariedad laboral o que exista conciliación familiar y laboral, son otras de sus exigencias. A ellas hay que unir una revisión salarial de los médicos “teniendo en cuenta su responsabilidad y su papel imprescindible como primer nivel regulador del sistema sanitario”. En este asunto, abogan por una “equiparación al alza” con el resto de comunidades, un plus de peligrosidad “por atender directamente pacientes de riesgo” y un 15% de plus de penosidad al turno de tarde.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA