La patronal de la estiba amenaza con disolverse y abandonar la negociación

Puerto de mercancias estiba estibadores
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La negociación entre los sindicatos de la estiba y la patronal podría dar un vuelco este martes. La Asociación Nacional de Empresas Estibadoras y Consignatarias de Buques (Anesco) votará en una asamblea si deja de tener representatividad ante los sindicatos, lo que podría dinamitar el proceso de negociación colectiva que vive el sector tras la reforma aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy.

El director gerente de la patronal, Pedro García, ha señalado hoy a los periodistas, en un receso de la reunión con los sindicatos de estibadores, según ha recogido EFE, que el único punto del orden del día de la asamblea de mañana es la eliminación de los estatutos de Anesco del principio que le otorga representatividad para la negociación colectiva. Algo de lo que desconfían desde la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM).

“No tiene ningún tipo de fundamento, ya que cualquier sector tiene una patronal que le representa y, al mismo tiempo, tiene capacidad de negociación. No veo un sector tan importante y estratégico como el nuestro sin una patronal representativa”, ha añadido Antolín Goya, máximo representante de CETM. En este instante, no se han dado a conocer los motivos que llevarían a la patronal a esta disolución.

Sin embargo, el director gerente de Anesco ha manifestado que si se vota para eliminar este punto, la situación podría cambiar. De hecho, Pedro García ha apuntado que no se sabe a ciencia cierta qué pasaría con la negociación colectiva. En el caso de que la patronal pierda su papel, la puerta se abriría a negociar por separado un acuerdo para cada puerto. Una posición que para Goya no sería lo adecuado ya que lo preferible para el sindicato sería un “acuerdo marco”, de “ámbito estatal”.

De esta manera, el líder la Cetm ha deseado que este paso de la patronal sea “un bulo” y que “se retomen las negociaciones, como siempre se ha hecho, y podamos tirar esto para adelante”. Por el momento, Anesco determina su futuro este martes mientras los tambores de huelga empiezan a sonar en los puertos.