La patronal bancaria, a Podemos: «Pagamos impuestos” y “no hemos recibido ayudas públicas”

José María Roldán, presidente de la AEB
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un impuesto especial a la banca para recuperar las ayudas públicas recibidas por el sector durante la crisis. La idea la ha vuelto a poner sobre la mesa Podemos en la campaña a las elecciones del próximo domingo, por lo que el presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, tenía dificil esquivar la cuestión durante la presentación hoy de los resultados de la banca en 2018.

Si bien “tres días antes de las elecciones no tengo nada que comentar sobre el programa de un determinado partido político”, el presidente de la patronal sí ha querido mandar un mensaje en base a “datos objetivos y verificables”: en primer lugar, “pagamos impuestos, un 24% sobre la base imponible”, que convierte a la banca en “el segundo sector que más impuestos paga”. En ese sentido, ha recordado que “no se puede usar el beneficio consolidado, que incluye los beneficios fuera de España”, para calcular el pago de impuestos, sino la actividad en el país.

En lo que se refiere a las ayudas públicas, Roldán ha insistido en que “los bancos de la AEB no han recibido ni un euro de ayudas públicas”. Es más, “han contribuido, junto con otras entidades, en 20.000 millones de euros al saneamiento de las entidades en problemas” a través del Fondo de Garantía de Depósitos.

El presidente de la patronal no ha querido hacer una valoración tampoco sobre la propuesta del PP de eleminar el AJD, el impuesto de las hipotecas que causó un fuerte embrollo el año pasado a raíz de una sentencia del Supremo. “Lo que necesitamos es estabilidad”, ha reflexionado antes de añadir que la actual norma “no es óptima pero es mejor tener una norma estable”. “Agradecemos cualquier iniciativa pero lo importante para nosotros es la predictibilidad”.

En lo que respecta a la reputación del sector, Roldán ha asegurado que de los 160 requerimientos por publicidad engañosa que el Banco de España dio al sector en el primer trimestre, “la mayoría fueron a entidades no bancarias”. “Los bancos son una minoría”, ha insistido, frente a otras entidades como los establecimientos financieros de crédito (EFC). En ese sentido, ha recordado que la concesión de crédito en España “es una actividad libre” por lo que hay “un problema de equilibrio competitivo”.

El beneficio de la banca española aumentó un 23% en 2018

Los bancos españoles alcanzaron en su conjunto un beneficio de 14.846 millones de euros en 2018, un 23% más que en el ejercicio anterior, de acuerdo con los resultados presentados hoy por la AEB. La patronal ha señalado que este incremento se debió “al mantenimiento de los márgenes más recurrentes” en un entorno de bajos tipos, la “contención de costes” y las “menores necesidades de provisiones y saneamientos”.

El margen de intereses se mantuvo en 58.882 millones de euros al cierre del ejercicio, un ligero descenso de 79 millones respecto a 2017. El margen básico, que incluye intereses comisiones y dividendos, alcanzó los 80.000 millones de euros, cifra similar a la del año anterior.

El margen bruto disminuyó dos puntos porcentuales hasta situarse en 83.000 millones debido en buena parte a los resultados negativos por tipo de cambio, que superaron los mayores resultados por operaciones financieras.

Los gastos de explotación bajaron un 1,2% en los últimos doce meses y la ratio de eficiencia se mantuvo por debajo del 50%. Las provisiones por deterioro de activos financieros se redujeron en 2.600 millones de euros (un 13%).

En ese sentido, la morosidad se situó en el 4,1%, medio punto porcentual menos que en el año anterior. Tal y como ha destacado Roldán “ha habido una aceleración del proceso de descarga de activos no productivos”, que ha situado a los bancos españoles “cómodamente por debajo de la media europea”. “En España ha dejado de ser un problema” ha reflexionado el representante de la patronal, que se ha mostrado confiado en que la morosidad se reduzca a medio plazo a una tasa “razonable” del entorno del 2%.

Por último, la ratio de capital CET1 fully loaded alcanzó el 11,3%, una subida de 23 puntos básicos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA