La OMS critica que los programas de refuerzo de la vacunación prolongarán la pandemia

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante la rueda de prensa diaria sobre el coronavirus Covid-19. 21 de febrero de 2020.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus. Autor: OMS

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha criticado los programas generales de refuerzo de la vacuna contra el virus Covid-19 de la mayoría de países desarrollados en un momento en que muchos países pobres todavía luchan por obtener las dosis iniciales. Según advierten los funcionarios, este acceso desigual a las inmunizaciones podría dar lugar a más variantes mutantes que alarguen la pandemia.

“Los programas generales de refuerzo probablemente prolonguen la pandemia, en lugar de ponerle fin, al desviar el suministro a países que ya tienen altos niveles de cobertura de vacunación, lo que da al virus más oportunidades de propagarse y mutar”, ha señalado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Los comentarios de la OMS se producen en un momento en que las autoridades sanitarias de países como España están impulsando la administración de dosis de refuerzo ante el avance de la variante Ómicron. Israel incluso ha llegado a anunciar que ofrecerá una cuarta dosis de la vacuna Covid-19 a las personas mayores de 60 años.

En la actualidad, la gran mayoría de las hospitalizaciones y muertes por Covid son de personas no vacunadas, no de personas vacunadas sin refuerzo, según Tedros. “Ningún país puede reforzar su salida de la pandemia”.

Los expertos en salud mundial afirman que la aparición del Ómicron está ligada a la desigualdad de las vacunas. Se cree que esta variante surgió de un paciente con VIH en Sudáfrica, donde sólo el 26% de la población está totalmente vacunada, según los científicos. El virus muta especialmente bien en personas con sistemas inmunitarios comprometidos, donde puede vivir durante mucho tiempo y averiguar cómo sobrevivir dentro de su huésped humano.

La OMS calcula que sólo la mitad de sus Estados miembro habrán vacunado al menos al 40% de su población a finales de este año “debido a las distorsiones en el suministro mundial”, ha explicado Tedros.