La mitad de los contratos temporales examinados en Madrid eran irregulares

Trabajador

El 46% de los trabajadores con contratos temporales cuyos contratos han sido examinados por la Inspección de Trabajo en la Comunidad de Madrid resultaron ser irregulares o directamente fraudulentos. Son datos oficiales que ha compartido este miércoles el sindicato UGT.

Los resultados son consecuencia de la labor inspectora realizada durante los tres primeros meses del año en la Comunidad de Madrid sobre un total de 757 empresas de la Región.

Durante este periodo de tiempo la inspección de trabajo examinó los contratos de un total de 4.209 trabajadores y trabajadoras. De este número total, 1.943 vio transformado su contrato a indefinido ante la detección de anomalías y tan sólo con el requerimiento de la inspección.

“Este dato significa que el fraude y la irregularidad es una práctica ampliamente extendida en la Comunidad Autónoma y a pesar de la evidente mejoría de la situación económica de las empresas, hay un claro empeoramiento en los porcentajes de irregularidad y fraude en la contratación temporal”, asegura UGT en un comunicado.

En comparación con los tres primeros meses de 2017, los resultados son peores, ya que el porcentaje de trabajadores afectados ha aumentado en más de 18 puntos en el presente año (el 46% en 2018 frente al 27,68% del 2017).

UGT denuncia que se trata de una práctica de “explotación laboral”, que afecta gravemente al trabajador o trabajadora que se ve coaccionado a aceptar unas condiciones laborales irregulares bajo la amenaza de no ser contratado o ser despedido.