La lava sigue fluyendo sobre coladas anteriores y en dirección al mar sin causar nuevos daños

Colada de lava llegando al mar - IEO CSIC

Colada de lava llegando al mar - IEO CSIC

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El volcán de Cumbre Vieja ha sufrido en el día de ayer un derrumbe parcial de la parte superior del cono principal, modificando su morfología y haciendo que las coladas de lava sigan discurriendo hacia el oeste sobre las coladas previas, desplazándose sobre terreno ya destruido y sin causar nuevos daños.

Así lo ha informado el director técnico del Pevolca, Miguel Ángel Morcuende, que destacó que el flujo lávico haya seguido discurriendo en las últimas 48 horas hacia el oeste y enfocadas hacia el mar, mientras que la colada 10, situada al sur del centro eruptivo, sigue parada a unos 150 metros de la planta fotovoltaica.