La juez Lamela decidirá si une la querella contra el Govern a la de ‘los Jordis’ o la envía a reparto

Audiencia Nacional

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha recibido ya la querella interpuesta por la Fiscalía General del Estado contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los trece miembros restantes del Govern de la Generalitat cesados el pasado viernes por la declaración de independencia de Cataluña.

Ahora debe decidir próximamente si la envía al reparto de los juzgados de instrucción o la incorpora a la causa ya abierta por un presunto delito de sedición contra el exmayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero, y los presidentes de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) y Òmnium Cultura, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, respectivamente.

Fuentes jurídicas han explicado a Europa Press que la juez instructora Carmen Lamela se encuentra desde esta mañana de guardia para la admisión de los procedimientos entrantes, por lo que es la competente en estos momentos para enviar a reparto esta querella anunciada hoy por el Fiscal General del Estado, José Manuel Maza.

No obstante, la magistrada tiene que decidir, por los antecedentes coincidentes, si la añade a las diligencias ya adoptadas contra Trapero, la intendente Teresa Laplana, y Cuixart y Sànchez (estos dos últimos en prisión incondicional desde el pasado 16 de octubre), por los hechos acontecidos el 20 y 21 de septiembre en los registros en la Consejería de Economía de la Generalitat, que precisamente instruye ella misma.

El fiscal general del Estado ha presentado este lunes en la Audiencia Nacional una querella contra Puigdemont y el resto de personas que integraban su equipo de gobierno, incluido el exconsejero Santi Vila pese a que dimitió antes de la proclamación por los delitos rebelión, sedición, malversación de caudales públicos.

Según ha dicho Maza, «los principales responsables políticos de la Generalitat de Cataluña, que con sus decisiones y actos a lo largo de estos dos últimos años han producido una crisis institucional que culminó con la declaración unilateral de independencia realizada, con total desprecio a nuestra Constitución».