La industria del juego vive su mejor momento… pero sus trabajadores cobran el salario mínimo

Casino
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El sector del juego lleva años encadenando números positivos. De hecho, EL BOLETÍN ya contó hace semanas que la población española se gasta más dinero en empresas privadas dedicadas al juego que en las Loterías públicas del Estado y en la ONCE. Sin embargo, esos buenos resultados económicos parecen no repercutir en los salarios de los trabajadores de los casinos.

Los trabajadores de la empresa Comar, compañía que gestiona, entre otros, el Casino Gran Vía, han decidido movilizarse para exigir una mejoría en sus condiciones laborales. Izquierda Unida ha recogido el guanta lanzado por los trabajadores y critican a la empresa por querer “tapar la precariedad” a través de propinas.

En un comunicado, IU critica que “a pesar del aumento del juego, los trabajadores y trabajadoras del Casino Gran Vía cobran el salario mínimo interprofesional, fijado en 735’90€ mensuales”.

La empresa de juego Comar, como en un juego de trileros, “ofrece como única mejora salarial a sus trabajadores el poner los medios para que consigan más propina”, denuncia el partido liderado por Sol Sánchez en Madrid.

Los trabajadores del juego peor pagados de España exigen diferencias salariales en función de los diferentes puestos de trabajo, el pago de la nocturnidad, trabajo a turnos y pago de los días festivos. Además exigen el cese de los despidos y la readmisión de los trabajadores despedidos en bloque después del inicio de sus reivindicaciones.

Para Sol Sánchez, portavoz de Izquierda Unida Madrid, “resulta hasta irónico el trato degradante de una empresa con beneficios como la del Casino Gran Vía a sus empleados. La precariedad no se tapa con propinas”, lamenta.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish