La incidencia de coronavirus baja un 14% en Europa en la cuarta semana de agosto

Un hombre con mascarilla pasando ante un muro de un museo en Niederkirchnerstrasse, en Berlín alemania coronavirus

Un hombre con mascarilla pasando ante un muro de un museo en Niederkirchnerstrasse, en Berlín

La tasa de casos de coronavirus en Europa descendió un 14 por ciento en la semana del 22 al 28 de agosto comparación con la semana anterior, dentro de una tendencia a la baja de 6 semanas, pero sigue siendo relativamente alta (339 por cada 100.000 habitantes, un 9% del máximo pandémico), según los datos del Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

El ECDC ha observado una tendencia a la baja similar para las tasas de casos entre las personas de 65 años o más, alcanzando el 29 por ciento del máximo pandémico para este indicador.

La ola impulsada en gran medida por Ómicron BA.5 que se observó anteriormente que se desplazaba de oeste a este a través de Europa, parece haber pasado su punto máximo en todos los países, ya que ningún país informó de aumentos en sus tasas de notificación de casos, y solo dos países (Liechtenstein y Portugal) informaron de aumentos entre las personas de 65 años o más.

De los 28 países con datos sobre ingresos/ocupación en hospitales o UCI hasta la semana 34, tres notificaron una tendencia al alza en al menos uno de estos indicadores en comparación con la semana anterior. Los niveles actuales de los indicadores de la UCI siguen siendo bajos, entre el 1-23 por ciento de los valores máximos observados durante la pandemia, aparte de Islandia, que informó de más del 25 por ciento de su valor máximo.

La tasa de mortalidad de Covid-19 a los 14 días ha disminuido durante cuatro semanas (8,3 muertes por millón de habitantes, frente a 12,1 muertes la semana anterior). En dos países, Chipre (uno) y Polonia (uno), se observaron tendencias al alza (duración en semanas) en la tasa de mortalidad por Covid-19.

En comparación con la semana anterior, se prevén tendencias decrecientes en los casos, tendencias crecientes en los ingresos hospitalarios y tendencias decrecientes en las muertes para el conjunto de Europa a finales de la semana 36, es decir, la segunda de septiembre.