La Fiscalía pide ampliar la acusación contra Villarejo y López Madrid por el apuñalamiento a la doctora Pinto

Javier López Madrid

Javier López Madrid

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Fiscalía ha pedido a la titular del Juzgado de Instrucción Número 39 de Madrid, Belén Sánchez, que amplíe la acusación contra el comisario jubilado José Manuel Villarejo y el empresario Javier López Madrid por la presunta agresión que presentó la doctora Elisa Pinto.

La magistrada había acordado atribuir al empresario delitos de acoso y amenazas y al ex alto mando de la Policía un delito de lesiones con instrumento peligroso. El Ministerio Fiscal, sin embargo, ha interesado extender la lista «en el sentido de considerar a ambos investigados como coautores de los referidos delitos, al actuar de común acuerdo por los hechos cometidos por cada investigado».

Así, en un escrito de 8 de marzo adelantado por El Mundo y al que ha tenido acceso Europa Press, el Ministerio Público ha desestimado los recursos presentados por Villarejo y López Madrid contra el auto del juez instructor del pasado agosto en el que se acordaba enviarles a juicio.

La Fiscalía ha determinado que «existen indicios» que acreditarían que el empresario «se habría concertado» con el comisario para «hostigar» a la doctora Pinto e «impedir que denunciase» a López Madrid. Asimismo, ha concluido que una vez interpuesta la denuncia por un supuesto acoso los investigados pusieron «todos los resorte policiales necesarios para desacreditar a la denunciante».

Según el escrito del Ministerio Fiscal, «se habrían llevado a cabo seguimientos, acceso no autorizado a información de la señora Pinto» y «se habría manipulado la investigación policial sobre los hechos denunciados a través de funcionarios policiales al servicio de tales espúreos intereses particulares bajo la superior dirección de Villarejo».

En este sentido, ha precisado que tras los resultados de la investigación «se ha venido corroborando que la actividad delictiva desarrollada por José Manuel Villarejo, guiada por la satisfacción inmediata y sin escrúpulos de un afán personal de lucro, no puede ser considerada como ocasional o puramente individual».

PRESUNTA AGRESIÓN

Pinto denunció a López Madrid por acoso y posteriormente amplió su querella con el delito de agresión en relación con el apuñalamiento que había sufrido en abril de 2014, cuando bajaba de su vehículo acompañada de uno de sus hijos, de 10 años. En 2017 la doctora reconoció a Villarejo como autor de aquella agresión, que habría realizado por encargo del empresario según la conclusión de la juez.

Pese a que el policía negó conocerla, Pinto reconoció en sede policial al comisario en una fotografía como la persona que le había agredido con un objeto punzante en abril de 2014.

En el momento de denunciar este ataque la mujer no aludió al acoso sexual que decía padecer por parte de López por ser éste «la persona que era» y «por pánico», según alego su defensa. La dermatóloga había interpuesto también denuncias por amenazas recibidas en su teléfono móvil y a través de sus hijos.

DENUNCIAS CRUZADAS

Esta causa dio origen a denuncias cruzadas entre ambos, pues López Madrid mantiene que fue Pinto quien le acosó a él y a su familia, y que recibieron llamadas de contenido sexual y mensajes amenazantes, hechos por los que denunció a la doctora en un procedimiento que comenzó a instruirse el Juzgado 26 de Madrid.

La juez de instrucción número 39 de Madrid dio valor indiciario al trabajo policial sobre el posicionamiento de los teléfonos desde los que Pinto recibió amenazas, a través de llamadas o mensajes, así como el análisis de la documentación de la titularidad de esos teléfonos, que llevan a López Madrid.

En cuanto a la agresión, concluyó que la mujer fue herida en la zona abdominal –lo que le dejó un «perjuicio estético ligero»– por un individuo que huyó del lugar tras decirle «López Madrid quiere que cierres la boca».